Según estaba planificado, se estima que para el próximo jueves 1° de septiembre se pondrá en marcha el nuevo esquema de segmentación de tarifas —de acuerdo a los niveles de ingresos de los usuarios-. De tal manera, este martes se publicó en el Boletín Oficial el nuevo precio estacional de la energía mayorista para los usuarios de ingresos altos, que son los que perderán los subsidios.

Se trata de uno de los componentes del precio final de la factura, junto con el precio del transporte, distribución y los impuestos y tasas locales. La información le permite a los entes reguladores de todo el país armar los nuevos cuadros tarifarios, requisito clave para que las distribuidoras puedan facturar con los nuevos precios sin subsidio.

En tanto, el miércoles 31 se darán a conocer los precios estacionales de la energía para el grupo compuesto por ingresos medios que siguen recibiendo tarifa subsidiada pero con un tope de consumo, de 400 kwh para los usuarios de todo el país. 

 

Los nuevos precios de la energía en el mercado mayorista para los usuarios de ingresos altos, es decir, del Nivel 1, se encuentran entre 66% y 75% por encima de los precios anteriores. Sin embargo, este no será el aumento total que se verá reflejado en las facturas ya que el precio de la energía representa aproximadamente un tercio del precio final que pagan los usuarios.

La eliminación de subsidios para la electricidad dependerá del nivel de ingreso de los hogares y se dará en tres etapas: un 20% en septiembre, 40% en noviembre y 40% en enero del año próximo. Será para los usuarios de más poder adquisitivo y quienes no se inscribieron para mantener el beneficio.

La quita de subsidios se da por tres niveles en el caso de los consumidores residenciales: los usuarios de ingresos altos (Nivel 1) pierden todo el beneficio; los de ingresos bajos (Nivel 2) los mantienen en pleno; y los de ingresos medios (Nivel 3), solo tendrán una tarifa recortada mientras el consumo mensual no supere los topes establecidos.

Para los que pierdan subsidios, en el caso de electricidad los aumentos podrían alcanzar hasta 125,3% para comienzos del próximo año, cuando culmine el proceso gradual de eliminación del aporte estatal a las tarifas, según cálculos de la consultora EcoGo.

 

Aunque desde la Secretaría de Energía confían en que se podrá cumplir el plazo para comenzar a implementar la segmentación a partir del primer día de septiembre, a lo largo del proceso hubo obstáculos que generaron demoras, a la hora de analizar las listas de usuarios divididas en los tres niveles según los ingresos.

Los problemas se dieron en los casos de usuarios que cargaron mal sus datos (el número de suministro del servicio no coincide con el domicilio declarado) y en la falta de actualización de la información de algunos entes reguladores o distribuidoras locales chicas. 

Otra demora se dio por la decisión de incluir, en forma temporal, a los beneficiarios de tarifa social en el sector de menores ingresos (Nivel 2), que mantienen los subsidios, aun en aquellos casos donde no se hayan inscripto en el registro. Esto demandó cruces con otros organismos.

Ver comentarios