Los casos de viruela del mono ya alcanzaron los 1600 en el mundo y científicos de todo el planeta investigan minuciosamente el comportamiento del virus que la causa, el Orthopoxvirus. Día a día se evalúa el impacto del patógeno en los distintos grupos etarios y en personas en situaciones de vulnerabilidad, como por ejemplo las embarazadas, para evitar que el brote se expanda.

Recientemente, una revista científica dedicada al campo de la ginecología y la obstetricia llamada Ultrasound in Obstetrics & Gynecology, publicó un artículo en el que dio consejos para que las embarazadas puedan prevenir la enfermedad y transitarla de mejor manera en caso de contagiarse.

En la publicación, los científicos expusieron acerca de cuáles son los mejores métodos para evitar una posible infección en el momento del parto, incluyendo a los casos en los que este se realiza por cesárea. En este sentido, dejaron en claro que el virus puede transmitirse de la madre al bebé a través de la placenta, lo que resulta en una viruela del mono congénita.

La OMS reveló que los recién nacidos son más vulnerables a la viruela simíca (Imagen ilustrativa).

Viruela del mono: los pacientes pueden correr riesgos si no se tratan correctamente

Para respaldar su tesis, los especialistas citaron un estudio efectuado en la República Democrática del Congo entre 2007 y 2011, donde cuatro mujeres embarazadas contagiadas ingresaron a un hospital para tratarse. De las cuatro, tres perdieron a su feto, mientras que la cuarta dio a luz a un bebé sano.

Asimismo, de las tres mujeres que experimentaron la pérdida del embarazo, dos de ellas tuvieron la enfermedad de moderada a grave en intensidad y abortaron en el primer trimestre. La tercera perdió al feto a las 18 semanas luego de una infección moderada.

Sin embargo, el estudio no es tan desalentador, ya que postula que si las mujeres embarazadas reciben tratamiento adecuado a tiempo, es posible lograr un parto sano y un desarrollo normal del bebé en sus primeros años. Para lograr esto, las condiciones sanitarias del parto tienen que ser buenas y deben seguirse los protocolos ante una infección de este tipo.

 

Viruela del mono: recién nacidos son más vulnerables

Si bien la OMS afirma que el riesgo de la viruela del mono para el público en general es bajo y la mayoría de las personas se recuperan por completo sin tratamiento, el organismo alerta que los recién nacidos y los niños pequeños tienen mayor riesgo de enfermarse de forma grave.

Afortunadamente, hasta ahora no se registraron muertes en los países no endémicos. A pesar de esto, la OMS evalúa declarar la emergencia sanitaria y cambiar el nombre oficial de la enfermedad para evitar cualquier tipo de discriminación, racismo y estigmatización.

Ver comentarios