Hoy en día, la enorme mayoría de las personas utiliza su celular para absolutamente todo. Ya sea por trabajo, o simplemente, por ocio, todos lo utilizamos de manera intensiva, y esto puede traer grandes consecuencias en nuestros aparatos.

No podemos negar que el celular se convirtió en una herramienta indispensable, por lo que no podemos evitar utilizarla de manera recurrente. Sin embargo, lo que si podemos evitar, es que se vea afectado.

Para ello, debemos comenzar a darle un cuidado mayor al que acostumbramos darle a nuestros teléfonos celulares. Una de las medidas fundamentales para lograr que nuestro celular nos dure cada vez más, es calibrar la batería del aparato, de ser necesario.

Calibrar la batería trae grandes beneficios.
Calibrar la batería trae grandes beneficios.

Ahora bien, ¿qué significa esto? La respuesta es muy simple: calibrar la batería quiere decir, hacer que el sistema operativo del teléfono haga coincidir la información que maneja el teléfono respecto de la batería.

Sin embargo, esto no es tan fácil como parece, ya que, a veces, la información comienza a mostrar datos que no son reales. Justamente, al calibrar el teléfono, se soluciona este gran problema, puesto a que la información errónea se corrige.

A pesar de que, de esta manera, el teléfono celular puede reflejar los niveles reales de batería, es importante tener en cuenta que al calibrar la batería, no estamos mejorando la batería en sí, ni extendiendo la duración de esta.

 

Lo que sí logra este proceso es, únicamente, una mejora en la precisión de la información y estadísticas de la batería, para evitar luego efectos secundarios en nuestros celulares.

De todas maneras, lo cierto es que las baterías tienden a degradarse con el tiempo, a pesar de que las cuidemos como se debe. Esto es algo que no podemos evitar, ya que es prácticamente imposible que una batería vieja retenga la misma carga que una nueva.

Cuándo debemos calibrar la batería

Lo primero que hay que tener en cuenta para llevar a cabo este proceso, es fijarnos si nuestro teléfono celular funciona de manera normal, y si el indicador de la batería es el correcto. En el caso de que todo funcione normalmente, no es necesario calibrar la batería, ya que no habrá nada que corregir.

No siempre es necesario calibrar la batería.
No siempre es necesario calibrar la batería.

Por el contrario, sabremos que es momento de hacerlo cuando veamos que nuestro celular presenta alguno de los siguientes problemas:

El teléfono se apaga de golpe, incluso después de que mostró que quedaba suficiente carga.

El porcentaje permanece atascado en un solo punto durante largos períodos de tiempo.

El dispositivo es muy viejo y sospecha que las estadísticas de la batería que se muestran son inexactas.

Ver comentarios