El CEO y cofundador de Facebook, Mark Zuckerberg, volvió a este miércoles reconocer su responsabilidad en los recientes escándalos por el manejo de los datos personales de los usuarios de la red social.

En su segundo día de declaraciones ante parlamentarios estadounidenses, Zuckerberg admitió que él mismo está entre los 87 millones de personas cuyos datos personales fueron obtenidos "de forma impropia" por la consultora Cambridge Analytica para usos políticos.

Zuckerberg dijo en su declaración que la regulación de las compañías de redes sociales es inevitable, pero advirtió que las reglas también podrían obstaculizar el crecimiento de la industria. 

"En todo el mundo, la importancia de Internet en la vida de las personas está creciendo, y creo que es inevitable que deba haber alguna regulación", dijo Zuckerberg el segundo día de audiencias en el Congreso sobre la utilización de datos de miembros de Facebook, aunque señaló que esto podría poner en dificultades a las empresas más pequeñas.  

"A menudo las regulaciones aplicadas hacen que una empresa que dispone de recursos como los nuestros pueda respetarlas, pero en el caso de empresas más pequeñas puede ser más difícil. Este tipo de cosas tienen que ser tenidas en cuenta cuando hablamos de las reglas que tendrían que aplicarse", añadió. 

Este martes, antes de testificar, dejó un mensaje en su cuenta oficial de Facebook"En una hora voy a testificar delante del Senado sobre cómo Facebook necesita tomar una visión más amplia de nuestra responsabilidad –no sólo para construir herramientas, sino para asegurarnos de que esas herramientas se utilizan para siempre–. Haré todo lo que pueda para hacer de Facebook un lugar donde todo el mundo pueda estar más cerca con la gente que les importa, y para asegurarse de que es una fuerza positiva en el mundo".


Tal como hizo este martes ante dos comisiones del Senado, el joven empresario inició su comparecencia ante la comisión de Energía y Comercio de la Cámara baja asumiendo la responsabilidad por los recientes escándalos, reconociendo su "error" y asegurando que su empresa "no hizo lo suficiente" para evitar que sus herramientas "se usen también para hacer daño".

"No tomamos una visión lo suficientemente amplia de nuestra responsabilidad, y eso fue un gran error. Fue mi error, y lo siento"
, manifestó como de memoria, en un discurso calcado al de este martes.

Zuckerberg descargó responsabilidad sobre Cambridge Analytica

Sin embargo, descargó también responsabilidad sobre Cambridge Analytica (CA) al acusarla de haber obtenido datos personales de forma indebida, y enumeró una serie de medidas anunciadas recientemente para limitar la cantidad de datos personales a los que pueden acceder empresas y desarrolladores externos.

El joven CEO, que en solo 14 años amasó gracias a la venta de publicidad la quinta fortuna más abultada del mundo -según el ranking que elabora la revista Forbes-, repitió algo que había asegurado este martes: "Mi máxima prioridad siempre ha sido nuestra misión social de conectar a las personas, construir comunidad y acercar el mundo. Los anunciantes y desarrolladores nunca tendrán prioridad sobre eso mientras yo esté al frente de Facebook".

Evitó comprometerse a implementar nuevas medidas

Sin embargo, ante una consulta del legislador demócrata Frank Pallone se negó a compromoterse en cambiar la configuración por defecto de Facebook para minimizar la recolección de datos.

"¿Cómo pueden los consumidores tener control sobre sus datos cuando Facebook no tiene control sobre los datos?", le preguntó Pallone.

Zuckerberg también se mostró abierto a la posibilidad de que se establezca una regulación para empresas como la suya, aunque consideró que "hay que ser cuidadoso con lo que se plantea" en este sentido. "Es inevitable que haya alguna regulación" de las empresas de Internet, sostuvo.

Cuando un representante de California le preguntó si estos escándalos iban a cambiar el modelo de negocios para favorecer la privacidad de las personas, Zuckerberg respondió que no estaba seguro de lo que le estaba preguntando, cambió de tema y dejó al legislador sin respuesta. 

Las acciones de las empresas aumentaron casi 1%

Esta capacidad de eludir ciertos temas como cambios en el modelo de negocio de la compañía o una posible regulación contra la venta de publicidad dirigida por algoritmos en función de los intereses de los usuarios de la plataforma se vio reflejada en un aumento de las acciones de la empresa, que este miércoles aumentaron casi un 1% hasta los 166 dólares, y recuperaron en total US$10 de los 30 que habían perdido desde mediados de marzo.

La lógica impuesta en la Comisión de poder preguntar solo por cuatro minutos por legislador limitó los interrogantes planteados y se vio reflejada en la frustración de algunos diputados.

Así, por ejemplo, el legislador demócrata Bobby Rush le estaba preguntando a Zuckerberg cuándo se enteró de que Facebook le permitía a los anunciantes evitar que sus publicidades se mostraran a ciertos grupos minoritarios, en un supuesto caso de discriminación, y la pregunta fue cortada antes de la respuesta.

Fuente: Télam