Que El Marginal 4 es un éxito en Argentina y en Latinoamérica no es ningún secreto, y que Sergio Antín es uno de los personajes más populares, tampoco. A menos de un mes del estreno de esta nueva entrega, Gerardo Romano dio detalles acerca de la quinta temporada y reveló su relación con la gente en la calle.

Luego de tres exitosas predecesoras, la creación de Sebastián Ortega llegó al mundo el pasado mes de enero, mediante la plataforma de Netflix y rápidamente se convirtió en uno de los favoritos de los usuarios debido a la expectativa que se había generado en torno a su estreno.

Gerardo Romano regresó para la cuarta temporada de El Marginal, en la piel de Sergio Antín

Gerardo Romano interpreta a Sergio Antín en la serie. Se trata de, primero, el director del penal de San Onofre, que luego sube varios escalones en la escalera de la política y llega a la cuarta temporada como secretario de Seguridad de la Nación.

 

El papel de "funcionario corrupto": la polémica que desató Romano

Al ser consultado sobre este papel, el actor reveló que “la gente tiene mucha empatía con Antín, lo cual me halaga por el trabajo actoral, el hecho de haber creado un personaje que atrae. Pero me preocupa como ciudadano que la gente tenga empatía con un cagador, con una persona sin escrúpulos, con un funcionario corrupto.

Además, comentó que usualmente no mira sus trabajos actorales porque se siente un tanto “vanidoso” al hacerlo. Yo no me miro a mí. No vi el Marginal, tampoco vi lo de Maradona (interpreta a Jorge Ferro viera en una serie sobre el “10”).

EL MARGINAL SERIES NETFLIX
“Yo no me miro a mí. No vi el Marginal, tampoco vi lo de Maradona", declaró Romano. 

 

Adelantos de la temporada 5 de El Marginal

Quizás uno de los detalles más importantes de su entrevista con Radio La Red, haya sido sus breves palabras en referencia a la próxima entrega de la serie. La quinta de El Marginal ya está grabada… está buena”, soltó.

 

 

Cuando le consultaron si la siguiente temporada iba a ser particularmente “fuerte”, el artista confesó que “no lo sé, porque no veo las escenas tampoco. Cuando se graban, el actor si quiere se puede acercar y mirar lo que han hecho, pero no es algo que haga. Después terminado tampoco lo veo porque me siento un poco vanidoso, mirándome a mí mismo como si estuviera haciendo algo superlativo y es un juego. (…) Si yo digo que quiero ver algo en lo que yo estoy, ¿cómo conjugo la frase? ¿Vamos a verme?”.

Abriendo un breve paréntesis, Romano recordó las chicanas que se hacían cuando comenzó su carrera. “Cuando yo debuté en televisión, debuto en color. Corríamos a vernos en color, porque nunca nos habíamos visto el color. Por ejemplo, los artistas veteranos te decían “a vos te va a matar el color”, señaló.

Ver comentarios