Cada semana, Netflix renueva su catálogo con nuevas películas y series. Pero como el espacio no es infinito, también hay títulos que quedan paulatinamente son eliminados. Es por eso que antes de que mayo llegue a su fin, una de las mejores películas de acción y ciencia ficción de la historia quedará afuera de la plataforma.

Se trata de Terminator 2: El juicio final, la cinta de James Cameron que llegó a los cines en 1991 y que marcó un antes y después tanto en la carrera del director como en el uso de los efectos especiales.

Para muchos fans de la saga, es la mejor entrega de la franquicia protagonizada por Arnold Schwarzenegger. La película pasó a la historia y hasta tuvo un reestreno mundial con una remasterización digitalmente en 3D para conmemorar su veinticinco aniversario.

Sin dudas, los grandes aportes de Edward Furlong y Robert Patrick marcaron la diferencia. Y eso hay que sumarle la gran banda de sonido, creada por Brad Fiedel al igual que en la anterior entrega de la saga, que también cuenta con You Could Be Mine de Guns N' Roses, que musicaliza una escena emblemática y los créditos finales.

Además del éxito comercial, recaudó más de 500 millones de dólares en todo el mundo, el film consiguió cuatro premios Óscars y otros tantos Bafta en 1992 y continúa totalmente vigente: es uno de los títulos con más "me gusta" de la plataforma.

Curiosamente, Terminator 2: El juicio final está únicamente disponible en Netflix, pero el próximo 15 de mayo será el último día que podrás verla, ya que luego será eliminada. 

 

De qué trata Terminator 2: El juicio final

"Dos exterminadores llegan del futuro para rastrear al joven hijo de Sarah Connor, John. Uno de los ciborgs está programado para eliminarlo; el otro, para protegerlo", dice la sinopsis oficial de Netflix.

La segunda entrega de la saga sigue la historia de Sarah Connor (Hamilton) y su hijo de diez años John (Furlong) mientras son perseguidos por un T-1000 (Patrick), un Terminator nuevo y más avanzado que el de la anterior película. Está hecho de metal líquido y capaz de cambiar de forma, y fue enviado al pasado para matar a John Connor y evitar que se convierta en el líder de la "resistencia humana". 

La escena eliminada que cambiaba la historia de la saga

La secuela de la franquicia tenía un final alternativo, pero finalmente no superó el corte final y si hubiese sido incluido, habría cambiado toda la historia.

Ambientado 30 años después de los sucesos ocurridos en la película, en él se escucha la voz en 'off' de Sarah Connor, quien confirma que el Día del Juicio Final nunca ocurrió. La madre de John, sentada en un parque, graba un mensaje a la vez que mira a su hijo ya adulto. John se convirtió en senador de los Estados Unidos y está jugando con su hija. La guerra contra las máquinas nunca sucedió.

Por supuesto, este final habría dado a la historia un desenlace más optimista, pero también hubiese acabado con la franquicia tal y como la conocemos. Años más tarde llegó Terminator 3: La rebelión de las máquinas y la saga continuó con una segunda trilogía:  Terminator: La salvación; Terminator: Génesis y Terminator: Destino oculto.

Terminator 2: reparto

La segunda entrega está protagonizada por Arnold Schwarzenegger como Terminator T-800; Linda Hamilton como Sarah Connor; Robert Patrick como T-1000; Joe Morton como Miles Dyson; Earl Boen como Dr. Peter Silberman y Edward Furlong como John Connor.

El reparto se completó con Jenette Goldstein y Xander Berkeley, quienes interpretan a los padres adoptivos de John, Janelle y Todd Voight, respectivamente; Epatha Merkerson, que interpreta a Tarissa Dyson, la esposa de Miles Dyson; Cástulo Guerra, que interpreta al amigo de Sarah; Enrique Salceda, quien le proporciona armas, y Danny Cooksey, que interpreta a Tim, el amigo de John.

 
Ver comentarios