En una nueva jornada del conflicto bélico que se inició hace casi tres semanas con la orden de Vladimir Putin de llevar adelante una "operación militar especial" por parte de Rusia sobre Ucrania, una imagen impactó al mundo entero: cientos de autobuses llenos de refugiados iniciaron una procesión por una carretera nevada para huir del bombardeo del ejército ruso a la ciudad ucraniana de Sumy, que dejó al menos 21 civiles muertos, entre ellos, dos niños.

Según indicó un funcionario local a través de las redes sociales, en el lugar del ataquese han encontrado los cuerpos de 21 personas, dos de ellas niños”.

En los bombardeos del ejército ruso, varias casas fueron destruidas en el centro de la ciudad. “Ha sido completamente borrado de la faz de la tierra. Estas son casas particulares. Lamentablemente, hay víctimas. Entre ellos hay niños”, aseguró Dimitro Zhivitskii, el jefe de la administración estatal regional de Sumy, a través de Facebook.

En un nuevo intento de las autoridades ucranianas de instaurar corredores humanitarios para que las personas asediadas por los ataques soviéticos puedan ponerse a salvo, la sociedad civil de Sumy comenzó la evacuación de la ciudad ucraniana cercana a la frontera con Rusia

Desde hace varios días, Sumy, que está situada a unos 350 kilómetros al noreste de Kiev, es el escenario de violentos bombardeos aéreos. Poco tiempo después de comenzados los combates donde murieron al menos 21 personas (ente las que se encontraban dos niños), cientos de colectivos repletos de refugiados salieron de la ciudad rumbo a Lójvitsia, ubicada a 150 kilómetros al suroeste.

La ruta para salir de Sumy es uno de los cinco corredores prometidos por Rusia para que los civiles pudieran escapar de la ofensiva soviética.

Algunas horas después de comenzado el ataque sobre Sumy, la viceprimera ministra, Iryna Vereshchuk, anunció la apertura de un corredor humanitario para evacuar a la población civil de la ciudad. “Se acordó un alto el fuego a lo largo de la ruta a partir de las 09.00 hora local”, indicó Vereshchuk en un mensaje difundido por video.

Para evitar cualquier violación futura al tratado, la viceprimera ministra indicó que la apertura del corredor humanitario para Sumy fue notificada por el Ministerio de Defensa de Rusia al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y que existen “pruebas documentales” sobre esta decisión.

El número de refugiados ucranianos ascendió a dos millones

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) informó que ya son más de dos millones las personas que huyeron de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.

La organización precisó que 2.011.312 personas salieron del país y que más de la mitad de esos refugiados están en Polonia (1.204.403).

"Hoy, la salida de refugiados desde Ucrania alcanzó los dos millones", aseguró Filippo Grandi, el Alto Comisionado para los Refugiados, a través de un tuit.

Grandi visitó Rumania, Moldavia y Polonia, y aplaudió la acogida "ejemplar" aportada por estos tres países fronterizos con Ucrania porque albergan a la mayoría de los refugiados ucranianos.

"Muchos llegan en coche y, sobre todo, tienen conexiones, pueden ir adonde tienen familia, amigos, una comunidad", explicó.

"Es posible que, si la guerra continúa (...) empecemos a ver a gente sin recursos ni conexiones y esto será un problema más difícil de gestionar para los países europeos", subrayó.

Las guerras de los Balcanes, en Bosnia y en Kosovo, también provocaron un enorme flujo de refugiados, "entre dos y tres millones, pero en un periodo de ocho años", señaló. "Ahora estamos hablando de ocho días", agregó.

"En otras regiones del mundo sí vimos esto, pero en Europa es la primera vez desde la Segunda Guerra Mundial", concluyó.

Ver comentarios