La familia de Daniel Cipolat, el conferencista argentino asesinado en septiembre del año pasado en la ciudad mexicana de Cancún, denunció no solo que la investigación por el crimen está "frenada" sino que la única sospechosa, que está prófuga, continúa ingresando a las redes sociales de la víctima, y hasta está llevando a cabo una construcción en un terreno que le pertenecía al hombre fallecido.

"Hace tres meses que enviamos mails a la Embajada argentina en México y a la fiscalía preguntando qué está pasando en la causa. Jamás nos volvieron a contestar y no tenemos novedades", declaró angustiada en diálogo con Télam Karina Reynals, la exesposa de Cipolat (60), quien fue hallado sin vida el 6 de septiembre del 2021 en el jardín de su casa, ubicada en el complejo El Ramonal, en la localidad balnearia mexicana.

 

Cabe destacar, que el hombre era padre de cuatro hijos y se había radicado en Cancún hacía una década, donde se dedicaba a dar conferencias sobre energías cósmicas y tenía una gran cantidad de seguidores en las redes sociales bajo el apodo de "Dandelion".

Según los peritos de la fiscalía del estado de Quintana Roo, que investiga la causa, el motivo de la muerte de Cipolat fue por un "traumatismo craneoencefálico", lo cual contradice al certificado de defunción firmado por Francisco Mendiola Franco, un médico que ejerció el cargo de Ministro de Salud del estado de Quintana Roo. Tal certificado decía que el conferencista había fallecido a causa de una "angina de pecho", originada luego de una complicación de un cuadro de Covid-19.

Daniel Cipolat: polémico certificado

Al respecto, hace seis meses, en una entrevista con el medio mexicano TV Azteca, Mendiola Franco ratificó su diagnóstico y expresó haber atendido a Cipolat, a la vez que agregó que "Daniel no presentaba lesión alguna" y que falleció "tras padecer coronavirus".

"Es muy raro lo del certificado de Mendiola, que apareció de la nada. No hay registros de que alguna vez haya sido su médico. Daniel estaba bien de salud. No tenía contactos con él en su mail ni en su WhatsApp", explicó Karina Reynals.

 

Mientras tanto, la principal sospechosa por la muerte de Cipolat es Sandra Linda Uribe, quien era la pareja del hombre fallecido. Esta mujer, que fue reina de belleza en 1989 en el estado de Michoacán, era una de las seguidoras del conferencista argentino y comenzó a salir con él luego de trabajar como su asistente.

En noviembre del año pasado, la fiscalía de Quintana Roo dictó una orden de detención contra la mujer, que huyó y permanece prófuga hace 9 meses, cuando se la vio por última vez tras informarle a uno de los hijos del conferencista argentino las circunstancias de la muerte de su padre.

Sandra Uribe es la principal sospechosa del Crimen (Twitter).

"Después de que murió Daniel, ella se quedó con todo, porque tenía acceso a sus cuentas bancarias y las vació todas. Los hijos más grandes de Daniel, que tuvo con otra pareja, la están pasando mal económicamente. Me gustaría que algo vaya a parar para ellos. Eso es lo que me mueve para seguir", dijo Reynals.

En ese contexto, la familia de la víctima denunció que Uribe actualmente continúa ingresando a las redes sociales del hombre, ya que se quedó con su computadora personal, donde tenía vinculado su correo y su cuenta de Facebook.

"Hace unos meses, detectamos que ella había ingresado a una de sus cuentas y la geolocalizamos. Le dimos la información de su ubicación a la fiscalía, pero nunca nos contestaron ni la fueron a buscar. No hicieron nada", expresó con resignación Reynals.

¿Sospechosa en Morelia?

A su vez, Karina precisó que la ubicación de Uribe indicaba que se encontraba en la ciudad mexicana de Morelia, lugar de donde es oriunda.

"No es que era muy difícil buscarla. Ella vivía en Morelia y la geolocalización era en Morelia. No es que era en ningún lado extraño. Algo raro hay. Evidentemente, la vida continúa normal para ella", añadió la mujer, que expresó su insatisfacción con la investigación de la fiscalía de Quintana Roo: "Para mí deja mucho que desear la labor de la fiscalía. Yo pensé que funcionaba un poco mejor la justicia en México, pero no hicieron nada. Nunca nos mantuvieron al tanto de cómo venía la investigación".

 

Además, Reynals reveló que durante la última semana el correo de Cipolat recibió una serie de mails en los cuales se facturaban materiales de construcción en el terreno que era propiedad del hombre fallecido, y adjudicó tal responsabilidad a Uribe.

"Nos damos cuenta de que están construyendo por un pedido de materiales. Es una compra que hizo alguien en representación de Daniel. No tengo dudas de que es ella la que está construyendo en ese terreno", aseguró la mujer, que se separó del conferencista hace dos décadas y con quien tuvo dos hijos.

Daniel Cipolat: expareja desconcertada

Por otra parte, Karina aseguró que cada día se levanta "pensando en que se pueda saber la verdad sobre este asunto" y que la familia quedó conmocionada ante la muerte de Cipolat.

"A sus hijos los derrumbó enterarse cómo murió el padre. Lo único que quieren es que se haga justicia", concluyó Reynals.

 

Ver comentarios