Varios delincuentes asesinaron a un empresario de 53 años que era propietario de una distribuidora de bebidas. Según se detalló, fue baleado frente a su comercio, en un crimen ocurrido este lunes por la mañana en el oeste del Conurbano. 

Los investigadores del caso descartaron un intento de robo, ya que la víctima le había confesado a sus parientes que meses atrás había recibido amenazas de muerte. Funcionarios policiales buscan intensamente a los responsables del homicidio.

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que el hombre asesinado fue identificado como Roberto Adrián Gegúndez. De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando el empresario arribó a bordo de una camioneta Ford F150 Raptor negra, dominio AF135SB, a su establecimiento, denominado Distribuidora Central Oeste, situado en la avenida Presidente Perón al 5200, casi en el cruce con Chivilcoy y justo frente a un puente peatonal, instalado en la Autopista Acceso Oeste (la Ruta Nacional 7), en la localidad de Castelar Norte.

 

 

En dichas circunstancias, aparecieron en escena los agresores, quienes se desplazaban armados en un Citroën C3 blanco. Trascendió que comenzaron a efectuar disparos, oportunidad en la que provocaron la muerte casi en el acto del hombre. Con rapidez, los ocupantes del coche huyeron y se escondieron en las calles del barrio.

Miembros del Comando Patrulla (C.P.) arribaron al lugar del episodio luego de haber recibido una denuncia al número telefónico de emergencias 911.

 

 

Servidores públicos destinados en la comisaría de Castelar Norte realizan diferentes procedimientos para establecer el paradero de los autores del crimen.

Intervino en la causa penal, que fue caratulada “Homicidio”, el doctor Mario Alberto Ferrario, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 3, quien resolvió, de inmediato, solicitar la participación de los integrantes de la División Casos Especiales de la Policía Científica de la Provincia de Buenos Aires con el objetivo de concretar pericias en el escenario del asesinato.

 

 

Habitantes del vecindario narraron que el dueño del comercio había sido baleado por asaltantes, pero los investigadores descartaron la hipótesis del robo, ya que se sospecha que el empresario habría sido agredido a raíz de una venganza.

Al respecto, familiares de la víctima aseguraron que Gegúndez les había confesado que estaba amenazado y que por tal motivo, durante junio pasado, estuvo 20 días refugiado en la Provincia de La Rioja.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy

Ver comentarios