Un hombre muerto dentro de una camioneta chocada y un presunto delincuente baleado fue el saldo de un confuso episodio ocurrido el domingo en el oeste del Conurbano bonaerense, donde un policía se enfrentó a disparos con cuatro individuos que lo asaltaron en la vía pública. Los pesquisas detuvieron a tres sospechosos, y se estableció que uno de ellos se encontraba herido de arma de fuego. El hombre que falleció había recibido un disparo en la cabeza, aparentemente al resistirse también a ser robado.

Voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que los hechos comenzaron en la mañana del domingo, cuando cuatro sujetos armados, quienes se desplazaban a bordo de una camioneta Ford EcoSport gris, asaltaron a un oficial de la Unidad de Policía de Prevención Local (U.P.P.L.), en el cruce de Doctor Enrique Simón Pérez y Bartolomé Solom, en la localidad de González Catán.

De acuerdo a lo agregado por los informantes, los maleantes despojaron a la víctima de un bolso negro y, entonces, el damnificado, quien se hallaba franco de servicio y vestido de civil, extrajo una pistola Bersa Thunder nueve milímetros y, de inmediato, se identificó como efectivo policial, lo que generó un enfrentamiento armado.

Con rapidez, dichos malvivientes huyeron en esa camioneta y, momentos después, en la esquina de Barrientos y José Hernández, se apoderaron de un Renault 12 celeste, con dominio finalizado en 691, que era propiedad de un hombre, de 34 años.

Posteriormente, los uniformados del Comando Patrulla (C.P.) arribaron a este lugar, oportunidad en la que encontraron abandonada la camioneta Ford EcoSport, patente JKS 848 (que habría sido sustraída en el partido de Morón) pero, además, vieron una camioneta Peugeot Partner blanca, chapa EIR 070, la cual mostraba signos de haber sido chocada frontalmente.

Trascendió que en el asiento delantero de este último rodado se encontraba, acostado sobre el lateral derecho, el cadáver de Omar Francisco Gallado, de 31 años, que presentaba un tiro en la cabeza.

Gracias a un intenso rastrillaje, los pesquisas finalmente interceptaron, en Severo García de Sequeira y Luis Vernet, en Gregorio de Laferrere, un Renault 12 y apresaron a sus tres ocupantes (dos de ellos de 29 y 21 años). Uno de estos individuos se encontraba herido de bala en el brazo derecho y en el estómago. Como consecuencia de este motivo, el sospechoso tuvo que ser trasladado de urgencia al Hospital Zonal General de Agudos Simplemente Evita, para ser asistido por los médicos.

En el Renault 12 se incautó el bolso robado al oficial (en cuyo interior había ropas policiales, un correaje completo y un chaleco antibalas), una pistola nueve milímetros con la numeración limada, un revólver Smith y Wesson 38 largo, dos cargadores de arma de fuego y cuatro aparatos de telefonía celular.

Servidores públicos, destinados en la comisaría de González Catán, averiguaron que los delincuentes asesinaron a Gallardo porque aparentemente opuso resistencia al robo de la camioneta Peugeot Partner.

Autoridades de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Oeste Uno se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada "Robo agravado, abuso de arma, homicidio y robo automotor", el fiscal Gastón Duplaá, quien resolvió convocar a los integrantes de la Gendarmería Nacional Argentina (G.N.A.) para la realización de las pericias correspondientes.

Por F.V.

Crónica Policiales: todas las noticias de hoy