El índice de precios al consumidor registró un aumento del 4,7% en febrero pasado, con lo que la inflación minorista acumuló una suba del 8,8% en el primer bimestre de este año. Las cifras, difundidas por el Indec, generaron preocupación en el Gobierno, que por estas horas analiza una serie de medidas para contener el dicho índice. El foco, en principio, estará puesto en frenar los incrementos en los alimentos.

"El viernes va a comenzar la guerra contra la inflación y los especuladores", aseguró el presidente Alberto Fernández, antes de que se conociera el dato correspondiente al segundo mes del año. Y sobre ese objetivo trabajan en el Ejecutivo. Una de las medidas evaluadas para luchar contra el índice inflacionario sería ampliar el programa +Precios Cuidados y establecer montos máximos para algunos productos de primera necesidad.

La intención del Gobierno, como se dijo, apuntará a contener los incrementos en los alimentos, tras el salto que mostraron los valores de los commodities por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. De hecho, el trigo tuvo impacto directo en los principales productos de consumo, ya que su precio internacional escaló de U$S 322 la tonelada un día antes de que se produciera la invasión a más de U$S 400 en la actualidad.

Ante este panorama el Ejecutivo buscó amortiguar su efecto con la concreción de un fideicomiso de 800.000 toneladas de trigo para la elaboración de harina 000 y fideos secos dentro del plan +Precios Cuidados. Ahora, planea poner en marcha otras herramientas, a partir de la obtención de recursos vía eliminación del diferencial en los derechos de exportación que beneficia a los subproductos de la soja, como el aceite y la harina.

Esto lo haría sin necesidad de aumentar las retenciones a los granos, según confió el ministro de Economía, Martín Guzmán, al exponer esta semana en el Senado sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La idea es que las medidas sean anunciadas el próximo viernes por Alberto Fernández, desde la Casa Rosada. De todos modos, aún no está definido el formato de la comunicación oficial.

Precios: desde el Frente de Todos piden un plan antiinflacionario

En medio de este contexto, el diputado oficialista Daniel Arroyo consideró este miércoles que es necesario "ir rápidamente a un plan antiinflacionario", con un conjunto de medidas macroeconómicas destinadas a que los alimentos "sean accesibles". Para el legislador, "no es posible seguir con 50% de inflación, no hay situación social que puede sostenerse en ese panorama".

En declaraciones radiales, el legislador del Frente de Todos se refirió a "un plan antiinflacionario que desenganche precios internos de precios internacionales, que un conjunto de alimentos sean accesibles", y "crear un sistema de créditos no bancario a tasa de 3% anual para desendeudar a las familias, fortalecer los mercados de cercanías".

En tanto, el diputado Carlos Heller, admitió que en el gobierno nacional están "preocupados por la inflación". "Yo esperaría a esto que el Presidente anunció a modo de titulo respecto a un paquete de medidas que pongan freno y reviertan esta situación", afirmó el titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja.