Por  Roberto Di Sandro
El Decano
70 años en la  Casa Rosada
rdisandro@cronica.com.ar

El presidente Mauricio Macri está obsesionado con revertir los casi 20 puntos que le lleva el máximo opositor, Alberto Fernández, con 30 actos en otras tantas ciudades que va a realizar. La maratón proselitista que lo tiene como candidato a la reelección comienza el 28 del corriente en Barrancas de Belgrano con una marcha.

Se llama “Sí se puede” y la terminará el 1° de octubre con un gran acto en la Capital Federal. Mientras tanto, la desocupación subió al 10,6 por ciento; los medicamentos aumentaron 85 por ciento; el consumo se derrumbó totalmente; las pymes industriales siguen cerrando sus puertas; el FMI no le envía los 5.400 millones de dólares que se pactaron, “hasta tanto no se aclaren algunos puntos”; el “reperfilamiento” -así lo llaman ahora- del pago de la deuda está varado en el Congreso; y muchas otras cosas que han convergido en que el riesgo país supere los 2.000 puntos.

Todo esto se agrupa en todos los rincones del país, creando una tensión imparable que sólo la paciencia de la sociedad aguanta sobre sus espaldas. Y Macri anuncia esa maratón política que conforma la campaña electoral, la cual ya comenzó, dejando de lado todos los reglamentos existentes. Esa maratón política fue anticipada por esta sección de Crónica el domingo anterior.

LEE TAMBIÉN: Macri presentó en las redes la marcha del #SíSePuede

También apuntamos como primicia las discusiones internas del “círculo rojo”, ahora integrado por María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Rogelio Frigerio, entre otros. No quieren verlo a Marcos Peña, desaparecido de los lugares que frecuentaba como privilegiado en las prioridades. Ahora está a un costado del camino de la gestión, respaldado, no obstante, por el mandatario, que trata de no abandonarlo.

Se vienen los discursos presidenciales con alguna presencia, no en todos los actos, de la gobernadora de Buenos Aires, cuya lealtad a Macri hace que vaya a muy pocos eventos donde está él, se estimó, pero “quiere ser ella la que presida la campaña en su territorio”, declaró una voz muy cercana a la dama bonaerense. Las perlitas de la columna Intimidades están a la orden del día. Son reales y muchas de ellas tienen cierto humor, dentro del contexto de seriedad que se vive hoy en el país, teniendo en cuenta la caótica situación que atraviesa la sociedad en su mayoría. 

Setenta años adelantando

El medio ambiente es uno de los temas fundamentales que los gobiernos deben tratar en el mundo con unidad de criterios. En estos días se analizó el sistema ecológico y muchos científicos y conocedores opinaron. Hasta el propio presidente Macri, ante un grupo de jóvenes, hizo alusión a los programas que tiene la Argentina. Lo hizo en Olivos, mientras olvidaba que en las calles golpeaban el estómago de los más indigentes la falta de comida y la desocupación galopante.

Por eso esta apreciación del Club del 45, ese grupo de peronistas históricos que se unen semanal o quincenalmente para recordar hechos producidos por el general Juan Domingo Perón y que hoy tendrían una vigencia impresionante. Allí se mostró un mensaje del líder de la década de los cincuenta repetido en varias oportunidades por diferentes bocas de científicos, donde habla del clima, al cual dedicó parte de su vida a estudiar con fruición.

“Es necesario y urgente que los dirigentes de países industrializados modifiquen sus estructuras sociales y productivas para lograr soluciones a los factores climáticos”, decía el General allá en su primera presidencia, y apuntaba a la tecnología, que es necesaria, “pero también un arma de doble filo al que el progreso debe tener un límite porque deforma ciertos requisitos naturales que pierden su naturaleza y generan problemas en el ser humano”.

Juan Domingo Perón, un adelantado. 

“Es necesario y urgente que los dirigentes de países industrializados modifiquen sus estructuras sociales y productivas para lograr soluciones a los factores climáticos”.

Los estudios de Perón -me consta- fueron entregados al entonces presidente francés Charles de Gaulle, cuando estuvo en la Argentina durante el gobierno de Arturo Illia. Hay detalles directos de todos los conocimientos del tres veces jefe de Estado argentino escritos en documentos de la primera secretaria de Recursos Naturales y Ambiente Humano, Yolanda Ortiz, hoy fallecida, y del ingeniero forestal Carlos Merensen.

Esos papeles guardan pormenores salientes del Primer Inventario Forestal Argentino, anticipado por Perón en 1950, y agradecemos el dato al colega Alfredo Di Salvo. Cuando hablen de ecología, acudan a documentos escritos por esta figura sobresaliente de la política argentina.

En resumen: para tratar el medio ambiente debe haber una acción de trabajo sin desocupación y con el apoyo gubernamental para capacitarse en un país que tenga futuro. Acudan a los escritos y la documentación del tres veces presidente y allí, sin duda, encontrarán soluciones que demuestran la existencia de alguien que estaba adelantado a su tiempo. 

¿Adelantar qué...?

Se dice de todo. Parece que todo vale. Los rumores recorren no sólo la Casa Rosada, sino también los pasillos de otros sectores oficiales. De pronto aparece alguien que se acerca a Crónica y le dice: “Hay reuniones de todos los colores en Olivos. Nadie sabe quiénes están, pero hay figuras con autos de vidrios oscuros que entran y salen”.

Cuando bajan el oscuro adminículo, se muestran con anteojos negros y te tiran: “Están viendo cómo llegan al 27”. Siguen. Dentro de la Casa Rosada las encuestas dan vuelta por los lugares neurálgicos: Interior y Presidencia. Te mencionan: “Las dos FF 55%, Macri-Miguel Pichetto 32%”. Después, otra donde el número uno tiene unos puntitos más: 34%. Así se percibe.

LEE TAMBIÉN: Macri participó de la fiesta del señor y la Virgen del Milagro

Hay que tener mucho cuidado con “el pescado podrido” -se dice cuando quieren darte algo inexistente y que desean difundir para confundir-, pero uno tiene cierto olfato. En Breves y Sabrosas revelan que el número uno está bien. Muy pensativo, pero como “ciclotímico”; una vez bien, otras vez más o menos; escucha y resuelve.

Pero una especie de “consultor” con fuerte opinión es Pichetto. El otro día, según una voz de muy bajo tono, se supo que dijo: “Aquel que se rinda, que se vaya a su casa”. Lo miraron varios. La presencia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, es tenida muy en cuenta. Tiene un sentido en torno a buscar todos los elementos de prevención para que el movimiento en las calles se controle al máximo.

Patricia Bullrich, para prevención. 

Pero una de las grandes preocupaciones es en torno del 27 de octubre, cuando se realicen las elecciones. Entonces se va a tener que tomar una serie de medidas de prevención -con anterioridad mejor-, porque el que gane -más del lado de Alberto Fernández, que “preside” al sector popular- va a salir a festejar por todas las calles de Buenos Aires y, por supuesto, de todo el país.

Por eso, previo a ese día, se resolvió celebrar reuniones permanentes con los organismos de seguridad de todo el país, buscando disposiciones adecuadas a ciertas circunstancias que seguramente se vivirán. Mientras uno camina por los pasillos oficiales, no sólo de la Casa Rosada sino también de otros edificios públicos, escucha versiones y más versiones.

LEE TAMBIÉN: Macri: "Estoy ocupándome de llevar alivio a todas las familias"

Una de ellas considera que el gobierno actual “ya ha cumplido su ciclo” y de allí que “debería adelantar la entrega quince días antes del 10 de diciembre”. No hablan de anticipar elecciones, porque eso es inconstitucional, pero sí “existiendo -de existir- una diferencia amplia entre el primero y el segundo, cambiar las figuras de un gobierno a otro no sería tan problemático”.

Una más y vamos enseguida a otro bloque: están insistiendo ante Macri, sus colaboradores más conspicuos, para que, cuando esté en Nueva York para asistir a la reunión de las Naciones Unidas, se entreviste “a solas” con Donald Trump, el presidente del poderoso país del Norte. “Es necesario”, le han dicho, según supo Crónica

“Ni la hora”

Aumentó la nafta y enseguida se incrementaron los precios de los artículos esenciales. Ya venían creciendo desde antes, pese a que las multas que aplica la Secretaría de Comercio son continuas. Pero, como lo graficó un funcionario oficial: “No nos dan ni la hora”, la cosa sigue.

El Presidente insiste en que debe firmarse un pacto en esta cuestión, pero la remarcación continúa. Dante Sica, el ministro de la Producción, busca solucionar el problema de las pymes. Hay medidas, pero no son suficientes. Su par de Desarrollo Social, Carolina Stanley, hace lo propio con las agrupaciones sociales.

Carolina Stanley recibió críticas.

Dice que les amplía los planes, pero no alcanza y, entonces, hace algunos días, Pichetto pegó el grito delante de varios ministros y de la propia dama alegando que se les sigue dando planes “y patean a favor de los enemigos”. Parece que en lugar de dar una mano a la gente que no llega a fin de mes destaca que “no hay hambre”.

Algunos murmullos recalcan: “Y se decía peronista”. Telón. En siete días estamos nuevamente en estas páginas y, como es habitual, un día antes, sábado, a las 21.30, en Crónica HD. Buena semana.