Mario Poli, cardenal primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires, ofició este miércoles el tradicional Tedeum por el 25 de Mayo frente a la presencia de Alberto Fernándezde gran parte de su Gabinete y del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, entre otros políticos.

Durante su oficio religioso, pidió en varias ocasiones por una “Argentina fraterna” y consideró que “cuando el pan falta en tantas familias es cuando más tenemos que pensar en el prójimo”. 

Luego, en otro tramo de su homilía, declaró: “En medio de las tensiones que parecen repetir crueles enfrentamientos, el Papa nos dice con sus gestos del buen samaritano que la existencia de cada uno de nosotros está ligada a la de los demás, la vida no es tiempo que pasa, sino tiempo de encuentro”.

Poli también se mostró confiado en que hay un mañana esperanzador si no renunciamos a los valores auténticos que nos vienen del pasado. Siempre habrá destino si somos capaces de renunciar a nosotros mismos, por algo que está más allá de nosotros mismos. Cuando pensamos en los demás, antes que en nosotros, el Dios de la Constitución actúa en forma soberana”.

El arzobispo porteño y primado de la Argentina consideró que la democracia, que nos sostiene como cuerpo social organizado en instituciones, da lugar a la fraternidad, pero además requiere de la ética, la bondad y la solidaridad, la honestidad, el diálogo siempre beneficioso para el acuerdo y el compromiso por el bien común de todos”.


“Sin estos valores que dan fundamento a la vida social, surge el enfrentamiento de unos con otros para preservar sus propios intereses”, argumentó.

“No nos cansemos de promover el bien, la justicia, la paz, cuidando de transmitir a las actuales generaciones de niños y niñas, adolescentes y jóvenes los valores más auténticos y el acervo cultural que nos identifica, para que ejerzan el derecho de saber que hay futuro y razones profundas para seguir viviendo y amando en nuestra Patria. Confiamos a las buenas manos de las familias y de la educación pública este deseo cordial”, finalizó.

El Tedeum por el 25 de Mayo