El albañil y sobreviviente de dictadura Jorge Julio López, desaparecido desde 2006, será homenajeado el martes 28 de junio, al cumplirse 16 años del testimonio que brindó contra el represor Miguel Etchecolatz.

Esa declaración que resultó clave para condenar por primera vez al expolicía como genocida.

En reconocimiento a esa intervención como testigo, se colocará un busto de López en la unidad sanitaria del barrio platense, la Unidad de Pronta Atención (UPA) N° 6 de Los Hornos, en el que vivió y militaba políticamente.



" Quería decirle a mi viejo que estamos siempre pidiendo explicaciones de porqué no está. Que para ' festejos' se nos ocurre encontrarnos el 28 (de junio) en el UPA de Los Hornos a 16 años de su declaración, que permitió encarcelar al más sangriento genocida de la provincia de Buenos Aires",  escribió en sus redes sociales Rubén, uno de los hijos de López.

El 28 de junio de 2006, López relató su secuestro de fines de octubre de 1976, cuando un grupo de tareas comandado por Etchecolatz lo secuestró de su casa y luego mantuvo en condición de desaparecido en cuatro centros clandestinos de detención. Sufrió torturas y vio torturar y asesinar a compañeros y compañeras de cautiverio.

López identificó al represor como quien participó del operativo de secuestro y como uno de los que les aplicaba torturas a él y a otros detenidos en el centro clandestino de Arana.

Con detalle y precisión, el albañil y militante peronista identificó a los hombres y mujeres que estuvieron detenidos en condición de desaparecidos en los mismos lugares que él.

Identificó a los represores que torturaban y describió los centros clandestinos en los que estuvo detenido. Esto permitió reconstruir el circuito represivo que funcionó en La Plata.

"Sé que no es el mejor de los festejos, pero es el que como hijo puedo organizar y así seguir reclamando", sostuvo Rubén López.

 "Sé que en donde quiera que esté él está orgulloso de todo lo que hacemos por él", agregó. 

El próximo martes 28 de junio, en recuerdo de la declaración de Jorge Julio López como testigo, se colocará un busto con su rostro en el "Jardín de la Memoria", emplazado frente a la UPA de Los Hornos, donde ya existe una placa que recuerda a López.



El 18 de septiembre de 2006, López salió de su casa, en Los Hornos, para dirigirse al Salón Dorado de la Municipalidad platense donde el Tribunal Oral Federal (TOF) N° 1 de La Plata llevaba adelante el juicio y debía oírse en esa jornada los alegatos finales, pero el albañil nunca llegó al edificio municipal.





 

Ver comentarios