La provincia de Buenos Aires no deja de sorprender. Gracias a sus diferentes paisajes, hay miles de opciones de turismo a muy cerca de nuestras casas. En esta oportunidad te traemos un histórico pueblo que se transformó en cuna de la buena comida. Villa Ruiz te va a sorprender por su gran oferta gastronómica que va desde platos tradicionales de campo hasta comida gourmet. Además, cuenta con muchos sitios de interés general que son aptos para toda la familia. 

Esta época del año es un momento ideal para salir con a disfrutar de rica comida, vistas únicas y la  tranquilidad que caracteriza a las localidades de las afueras de las grandes ciudades. Si querés descansar de la rutina, pero sin irte muy lejos de tu casa y sin gastar un dineral, el turismo local es la mejor opción. La gran ventaja de estos lugares es que a muchos se puede llegar en transporte público y no se necesita de un gran presupuesto

 

Villa Ruiz es un ejemplo excelente de escapada cerca de capital. Está a 80 kilómetros de la Ciudad  Buenos Aires, Queda a unos 21 kilómetros de la ciudad de Luján y a 7 kilómetros del conocido pueblo Carlos Keen. Esta localidad pertenece al Municipio de San Andrés de Giles y tiene nada más ni nada menos que 500 habitantes

Su origen data del Virreinato del Río de la Plata. Este paraje formaba parte de lo que se conocía como Camino Real, que cruza parte de Argentina y tenía como destino final el Alto Perú. Este emblemático recorrido atraviesa varios pueblos históricos que formaron parte esencial de la época. De hecho, el Virrey Sobremonte huyó con el oro de la Corona, cuando los ingleses invadieron Buenos Aires en 1806, por este sitio. 

Este pueblo está dividido y diferenciado en dos partes. Por un lado, se encuentra  la antigua estación de tren, allí se pueden encontrar algunas casas antiguas y quintas; y en el otro extremo está lo que es  el pueblo en torno a la plaza principal. La parte más poblada y gran parte de los sitios turísticos se encuentra en el segundo sector. 
 

Las atracciones de este paraje se relacionan con el campo y la historia. Se encuentra la Capilla Nuestra Señora de Asunción, justo en el centro; Club Social y Deportivo de Villa Ruíz y el Museo de la estación encuadran parte de la historia del lugar. Luego se puede visitar a unos minutos a piel el Arroyo de la Cruz. Si tu deseo es descansar, tiene varias opciones de alojamiento. Las más contratadas son las cabañas que dan una experiencia de contacto estrecho con la naturaleza local
 

Otra gran opción es caminar por sus viejas calles y ver las antiguas casonas. 

Uno de los sitios más visitados es la panadería "Los Crosato". Este típico local de masas y panes abrió sus puertas en 1914, es decir que esta es la tercera generación que sigue atendiendo el local. Sus productos se caracterizan por ser cocinados al horno de leña y mucho amor.

Para almorzar "La Magnolia" ofrece pastas caseras al estilo italiano. Los platos más destacados son los anolini de espinaca y ricota; los ravioli de calabaza asada y muzzarella, los tortelloni de carne braseada y la lasagna. Además, tiene una excelente variedad de comida tradicional como asados y empanadas de osobuco y  picadas de campo con productos regionales

La oferta gastronómica es uno de los principales atracciones de Villa Ruíz.
Ver comentarios