Copetonas es uno de los pueblos turísticos de la provincia de Buenos Aires que no deja de sorprender a los visitantes que llegan para disfrutar de su gran variedad de atractivos. Es un sitio ideal para visitar en grupo porque conjuga un enorme patrimonio cultural, paisajes naturales, tranquilidad, pero también adrenalina por su turismo aventura. Si estás buscando un lugar para una escapada de fin de semana, sin dudas, este paraje es un plan excepcional

Ubicado dentro del partido bonaerense de Tres Arroyos, a unos 555 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires (unas 6 horas en auto) y a 175 de Bahía Blanca. Llegar desde Capital es directo, ya que tiene acceso rápido y seguro. Luego de conducir por la Riccheri, empalmar con la Autopista Ezeiza-Cañuelas. A la altura de dicha ciudad, tomar la salida a la Ruta Nacional 3 que lleva al camino provincial 108 que ingresa a la localidad. 

A diferencia de otros puntos del país, antes de la llegada de la línea férrea "Coronel Dorrego" en 1911, en la zona ya había colonos que habitaban las tierras. No se puede negar, que gracias a la llegada del servicio, el sueño de conformar un pueblo se hizo realidad. Pedro N. Carrera y Manuel Candia, propietarios de las tierras conocidas como La 21, cedieron las hectáreas para la nueva estación.
 
Tiempo después, J. A. Martínez remató parte de sus parcelas y así llegaron 300 nuevos vecinos que eran oriundos de Tres Arroyos y que estaban dispuestos a mudarse en busca de trabajo y la tranquilidad del campo. El tren trajo progreso y auge a la zona, de hecho, allí se embarcó la mayor carga de cereal del sudeste bonaerense de la época. 
 
 
Su particular nombre fue elegido por la empresa ferroviaria, que en ese entonces estaba a cargo de ingleses. Según narran las fuentes historias, fue bautizada así porque los encargados habían estado en el puerto sudafricano de Cape Town, sin embargo, cuando se lo bautizo, los argentinos entendieron "Copetonas".
 
También existe una teoría que explica que esta localidad es conocida por el nombre de un barco que encalló en las cercanías de la costa de Reta, uno de los balnearios de Tres Arroyos. Otros aseguran que derivo de un ave que por aquellos años volaba en el área. 
Copetonas es reconocida por su tranquilidad. 

Desde sus inicios, este pueblo fue considerado un lugar de descanso. Actualmente, se ha reforzado esta característica gracias al turístico local. Copetonas tiene muchos atractivos porque conjugan la cercanía al mar, el Río Quequén Salado, la verde llanura y un enorme patrimonio cultural.

 En cuando a lo pintoresco del punto, sus estancias coloniales son un rasgo vivo de la historia de las primeras colonias danesas que se instalaron en la región. Hoy en día, estas se pueden visitar y se puede ser parte de la tranquila vida de campo. Una de las más conocidas es la Estancia San Joaquín que funciona como Alojamiento y Camping. Allí se pueden ver los bellos paisajes campestres y animales de granja. 

Por su ubicación geográfica, la localidad cuenta con un gran desarrollo de la agricultura, por eso otra gran actividad es el turismo rural. Ejemplo, el campo "Don Francisco" es conocido por la venta de productos regionales y además, efectúan visitas guiadas por los inmensos campos y huertas. Otro imperdible es el recorrido de "Vera Lama", un criadero de llamas en el medio de la llanura pampeana, donde no solo se puede estar en contacto con los animales, sino que también se pueden comprar ropa y otros elementos tejidos con la lana de dichos seres. 

Las visitas a los campos son de las actividades más disfrutadas por los turistas. 

Para conocer más de la historia del pueblo, se puede visitar el Museo de Copetonas, que cuenta con objetos e información desde los inicios. Desde el lugar, se ofrecen hacer el recorrido Histórico Cultural del lugar que cuenta con la visita de la iglesia y otros monumentos importantes.

Otro de los puntos fuertes de la localidad es el contacto pleno con la naturaleza, gracias al Río Quequén Salado. En este punto del paraje es posible la práctica del turismo aventura.  Desde aquí se pueden visitarse distintos puntos de atracción que se encuentran sobre la costa como la Cascada Cifuentes, la Cueva del Tigre y la Exusina

En el río que cruza Copetonas se pueden realizar distintos juegos y deportes extremos. 

Por último, cabe destacar que Copetonas es la cuna de la Fiesta Regional del Mate y la Torta Frita. El fin de semana largo de octubre, los vecinos abren las puertas de sus tradiciones y festejan a lo grande la llegada de miles de turistas.

En esos días, se realizan espectáculos, ferias, desfiles y se pueden adquirir productos regionales. Este circuito turístico está basado en los emprendimientos locales que producen alfajores artesanales, cuchillos, tejidos, pastelería de la comunidad danesa, entre otros. Además, lo más destacado en la celebración de la típica bebida y masas argentinas. 

 

Ver comentarios