De lleno en las vacaciones de invierno, argentinos y argentinas comienzan a rastrear escapadas económicas para distraer a los más chicos y tener, aunque sea, algunos días de distracción que desenchufe la cabeza de la ciudad y permita surfear más dignamente la segunda y más difícil mitad del año.

En este sentido, la provincia de Buenos Aires se presenta como un territorio con un sinfín de pueblos y escondrijos poco conocidos, con una gran variedad de oferta que va desde las grandes urbes turísticas con actividad nocturna, a pequeños pueblos apacibles, únicos por su tranquilidad y calidez de sus habitantes.

 

De entre tantas opciones que ofrece la Provincia, con sus 135 municipios de todos los colores, nos encontramos con La Larga, pequeño pueblo en el partido de Daireaux. A 20 km de la ciudad cabecera, y 420 km de CABA, es una comunidad de alrededor de 60 habitantes que se tornó familia.

El origen del pintoresco pueblo se remonta a los tiempos de Julio Argentino Roca. El expresidente argentino recibió una donación del Estado Nacional de casi 50.000 hectáreas que dio origen al pueblo, como recompensa por los servicios prestados en la Conquista del Desierto, a través de la Ley de la Legislatura de Buenos Aires. 

En la antigua estación del ferrocarril hoy funciona una biblioteca y ropero comunitario (Foto: @gui10road).

Parte de estas tierras las utilizó para la explotación ganadera y la llamó Estancia La Larga, lo que le dio origen al pueblo. El campo fue su refugio durante sus dos presidencias, y la impronta del exmandatario sobre la historia del pueblo dejó una huella imborrable: la estancia es aún una de las más grandes empleadoras de la zona.

El pueblo consta de siete manzanas y 25 casas, aproximadamente, y nació como muchos otros pueblos de la provincia de Buenos Aires: al calor de la estación ferroviaria. Tras su larga temporada de auge y su posterior cierre, hoy funciona una biblioteca y ropero comunitario.

La Larga consta de  siete manzanas y 25 casas (Foto: @gui10road).

La Larga también cuenta con Jardín de Infantes, Escuela Primaria y Secundaria. Tiene Destacamento Policial, y salita de primeros auxilios. La vieja y famosa pulpería se transformó hace unos años en la Capilla "Sagrado Corazón" y todavía es posible vislumbrar su antiguo rubro en su edificación.

Además, en el pueblo funciona el Club Huracán, en donde entran más de 600 personas y los habitantes del pueblo se acercan a disfrutar de diferentes eventos sociales. No sin mencionar que La Larga tiene un cine, algo poco usual teniendo en cuenta que no llega a los 100 habitantes.

En la Panadería La Larga se hace el pan con un horno a leña de 1913 (Foto: @gui10road).

Pero uno de los sitios, si no el más destacado de la localidad, es la mítica Panadería La Larga, propiedad de Mario Dermit, un panadero de oficio con una larga tradición en el rubro. El pan de este centenario comercio es la debilidad del pueblo: se hace nada más ni nada menos que en un horno a leña de 1913.

Además, en la panadería de Mario se hacen una de las mejores galletas de campo de la Provincia, por lo que es muy común ver a vecinos de pueblos aledaños acercarse a comprar su pan en la Panadería La Larga.

En la panadería se hacen una de las mejores galletas de campo de la Provincia (Foto: @gui10road).
Ver comentarios