Rodolfo Bebán fue uno de los actores más importantes en televisión, cine y teatro durante las décadas del 70 y 80. Gracias a su talento y su belleza, logró convertirse en uno de los actores más aclamados por el público y la critica, pero a pesar del éxito, los productores lo fueron olvidando, perdió trabajo y poco a poco se fue alejando de la industria artística. Actualmente, su perfil es muy bajo y su salud preocupa a los conocidos y fans de toda la vida

Si bien el arte siempre estuvo en la vida del hombre porque era hijo del reconocido actor Miguel Bebán, su sueño de chico era otro, de hecho, se quería mantener bien alejado de la actuación. Él esperaba terminar el secundario y estudiar la carrera de piloto de avión en la provincia de Córdoba. Sin embargo, por cosas del destino, se cruzó con un casting para una obra de teatro y decidió probar suerte. Acto seguido, se inició en la profesión para 1955 con el director Pedro Escudero. 

Durante su carrera pública, Bebán se destacó en todos los tipos de actuación. 

A medida que fue trabajando, le tomó el gusto a la actuación y decidió comenzó a tomar clases. En ese momento, su madre se enfureció y se puso en contra de la profesionalización en el teatro. Si bien no contó con el apoyo de su familia, el hombre siguió adelante por su nuevo sueño. Tiempo después, se fue a vivir a Europa para avanzar con sus estudios."Me metí en esto por acompañar a mi amigo hasta que me empecé a identificar" comentó Bebán en una entrevista. 

Finalmente, su salto a la fama se produjo de la mano de Nené Cascallar. En los años 60, lo eligió para protagonista de uno de los galanes de la novela "El amor tiene cara de mujer" junto con Bárbara Mujica y Thelma Biral. Este papel le dio la posibilidad de seguir incursionando en la pantalla chica y así llego uno de los proyectos más relevantes, "Romeo y Julieta". En esta versión televisiva de la obra de William Shakespeare, trabajó con Evangelina Salazar, quien le dio vida a la joven Julieta. 

La actuación en "Romeo y Julieta", le dio popularidad

A lo largo de los años 70, participó en distintas telenovelas argentinas como Muñeca (1973), El Gato (1976) y Nazareno Reyes (1984). Otro de los trabajos más destacados de esa época fue la ficción " Malevo". Allí, le dio vida a Rodolfo Escalante Almada, un joven de la aristocracia que deja de lado las buenas costumbres de su familia y se inserta en un mundo suburbano de duelos, patotas y mujeres. 

Bebán, además, se destacó en el teatro, sobre todo en las comedias como "Las Amorosas", "La extraña pareja" junto con el reconocido cantante y actor, Palito Ortega; "Las mariposas son libres" en compañia de Ana María Campoy, China Zorrilla, Gabriela Gili y Susana Giménez. Durante varios años también se desarrolló en las obras dramáticas y de autor como "Hamlet" y  "Lorenzaccio". 

"Malevo" lo consagró como galán. 

En cuanto a su vida personal, a lo largo de su vida tuvo dos grandes amores. El primero fue la actriz, Claudia Lapacó, con quien compartía elenco en la novela "El amor tiene cara de mujer". Según contaron los allegados de la pareja, fue amor a primera vista y por eso se casaron a los pocos meses. Pocos meses después fueron padres de Rodrigo y Diego. Para aquel entonces, eran considerados como la familia tipo y la pareja del momento. Luego de 4 años de convivencia, se separaron y cada uno retomo su vida amorosa. 

Cuando estaba soltero, se le atribuyeron varios romances, entre ellos con María Aurelia Bisutti, Thelma Biral y hasta Susana Giménez. Sin embargo, mantuvo un noviazgo fugaz con la modelo paraguaya, Liz Amaral Paz. Con ella tuvo a su hija Dolores. Para 1972 conoció a su gran amor, Gabriela Gili. Al poco tiempo de salir, se casaron y tuvieron tres hijos:   Facundo, Daniela y Pedro. Esta pareja estuvo unida por más de 17 años, pero la muerte de la actriz, en 1991, los separo y esto produjo una gran tristeza en Barbán. 

Gabriela Gili y Rodolfo Bebán formaron una gran familia ensamblada. 

Durante más de 30 años, fue uno de los actores con más trabajos en la televisión, teatro y cine. En su momento de mayor popularidad, hasta grabó discos con obras literarias y álbumes con fotos de él. Hasta comienzo de los 2000 tuvo una carrera actoral constante y firme, sin embargo, con el cambio de década los productores artísticos se fueron olvidando de él. En 2014 hizo su último trabajo en la pantalla chica y arriba del escenario en "Hombres de honor" y "Camino al amor"

Desde entonces, se sabe muy poco sobre su vida. Hace un tiempo su amigo, Jorge Martínez, confesó que Bebán está atravesando un momento de salud delicado. "Ahora ya no quiere salir a comer, a veces lo llamo y ni me contesta", aseguró el intérprete. También se sabe que el ex Malevo, no está viviendo en su casa y se especula que está viviendo en una residencia de adultos mayores. 

Su última presentación pública fue en 2014 en el teatro. 
Ver comentarios