Boca generó gran expectativa con la posible llegada de Edinson Cavani, tal es así que varios fanáticos se fueron a Ezeiza a recibir al ex delantero de Manchester United, pero nada sucedió como esperaba Juan Román Riquelme y el resto del Consejo de Fútbol.

El Xeneize envió una oferta formal por el uruguayo, pero el delantero la rechazó y en las últimas horas explicó las verdaderas razones por la cual lo hizo, que está relacionado estrictamente con cuestiones familiares.

El Matador tenía en claro cuál eran los límites de Boca en cuánto al sueldo, cláusulas y límites por objetivos, aunque su pensamiento fue siempre el mismo, seguir jugando en Europa.

El oriundo de Salto llamó personalmente a Riquelme, le agradeció que haya hecho un esfuerzo para intentar convencerlo y le confesó sus ganas de jugar en La Bombonera, su familia no quería instalarse en Buenos Aires y eso limitó su eleccción.

Por el momento, de todos los que aparecen en el horizonte, el mejor ubicado es Villarreal, que antes debe acomodar sus cuentas para poder contar con él.

Comentarios