Adrián Suar es uno de los hombres más importantes de la televisión. Creador de Pol-ka y gerente de programación de El Trece, quien comenzó como actor a fines de los 80 hoy es protagonista no sólo en la pantalla chica, sino también en la grande. DiarioShow.com charló con él por el estreno en cine de "30 noches con mi ex", comedia romántica que estelariza junto con Pilar Gamboa, y donde además se anima a dirigir por primera vez.

Sobre este debut como cineasta cuenta contento: "Hace muchos años que estoy pensando en dirigir. Quería ver qué película quería hacer, podía no actuar y dirigirla, nunca pensé en hacer las dos cosas a la vez, pero se dio así. Quería ver con qué proyecto me sentía cómodo, y sentí que esta era la película para arrancar. Y la pandemia fue el empuje, dije es ahora o nunca".

Adrián es un experto en el género, ya que la mayoría de las películas que realizó lo tienen como componente de una pareja en conflicto. Sobre eso, detalla: "El amor es un tema universal, y en el vínculo de parejas todavía hay muchas posibilidades de contar historias. En la última película que hice, Corazón loco, era un bígamo: amaba a las dos. En Dos más dos quería abrir la pareja, en Un novio para mi mujer me la quería sacar de encima. En otra estaba separado. Son temas que todo el mundo entiende y con los que se siente identificado", explica sabiendo por qué apunta a esos proyectos.

Adrián Suar junto a Pilar Gamboa.

El amor es universal pero también personal, y Adrián ha vivido relaciones dignas de una historia cinematográfica. Él asegura que todo lo que hizo como intérprete y ahora como director tiene una inherencia personal y ante la consulta de si podría llevar a vivir a su casa a una ex durante un mes, responde honestamente: "Sí, podría, depende quién, depende cómo, si ella quisiese, sí lo haría, siempre hay una habitación de más. Con protocolo, algunas reglas, pero podría, sería una experiencia".

En general, los actores suelen buscar papeles diferentes a los que ya realizaron, para evitar ser etiquetados. Esto parece no importarle al "Chueco", que asegura: "Guille (Francella) siempre me pide que cambie el perfil, me dice: Adriancito, por favor, cambiá, y me lo pide con amor, porque nos queremos. Pero yo le digo que cuando se dé lo voy a cambiar, no lo voy a forzar. Estoy satisfecho con el cine que hago, me divierte y me representa". Y, contra los prejuicios, afirma: "Si quisiera que una película mía fuese a un festival de cine, tendría que hacer otro tipo de películas; cuando genuinamente piense en hacerlo, lo haré. No soy cholulo de esa legitimación de mi condición artística porque esté en un festival".

La tevé actual

Por ser Adrián Suar, la charla inexorablemente vira hacia la televisión, un lugar donde es palabra autorizada para hablar de todo y en donde debe tomar decisiones que no sólo afectan al canal que dirige. "La tele no va a morir. Va a ser más competitiva, van a haber programas que la rompan, con 15 puntos sostenidos, pero después van a estar en 10, 12 puntos. Todo lo que pasa en la tele, fuerte, replica en redes", asegura sobre el futuro de la pantalla chica. Y pone como ejemplo un éxito reciente: "Como El hotel de los famosos. Pero ahora todo es más difícil, los canales de noticias hacen tres puntos, entonces tenés 14 puntos perdidos, y no hay cien millones de habitantes en Argentina, son los que son, los que miran. A veces los atrapás, El hotel trae pibes, Barassi trae pibes".

Adrián Suar, una figura de la televisión.

Sin dudas, ese reality fue uno de los programas del año, algo que él confiaba en que sucedería: "Yo sabía que iba a ser un éxito, lo pusimos para eso. Pasó que muchos decían: En El hotel de los famosos... ¿quiénes son famosos?, pero, después, a los que no eran famosos en diez días los conocían todos. Le tendríamos que haber puesto: El hotel de los futuros famosos".

Mientras celebra que pudo acordar el regreso de Mirtha Legrand, el productor mira atentamente qué pasa con otra de sus joyas, Marcelo Tinelli: "El nuevo programa es un formato corto de 11 semanas. Si anda bien en esos dos meses y medio, se continúa hasta diciembre. Y, si no, será un formato muy bueno que durará dos meses y medio. La expectativa del prime time es de dos dígitos. Y le está yendo bien, no estoy angustiado por eso", sostuvo.

Adrián Suar habló del nuevo ciclo de Marcelo Tinelli.

Pero luego sentenció: "Si midiera 7 u 8 puntos, nos sentaremos hablar como lo hacemos siempre: con honestidad. A lo largo de mi carrera hasta he tenido que levantar ficciones de Pol-ka... Lo he hecho siempre, es parte del trabajo". Y sobre la confianza que le tiene al conductor, asume: "Él está buscando la forma de darle su toque, que de a poco lo va a encontrando. Recién va por la segunda semana y la gente lo acompaña".