Tras la escandalosa falta que cometió Claudia Fontán en " MasterChef Celebrity 2", que puso en la receta de la torta Banoffe una preparación de toffee que tocó el piso, los jurados del reality fueron contundentes y le asignaron un castigo tremendo.

Aunque para muchos fue injusto e incluso se rumorea que la misma participante detrás de cámara está enojadísima por el dictamen, lo cierto es que en el mundo de la gastronomía, lo que hizo la Gunda es inadmisible y hay quienes creen que debería haber sido expulsada.

Los jurados Damián Betular, Germán Martitegui y Donato de Santis le exigieron que para continuar en la competencia de ahora en más iba a estar presente en todas las galas de eliminación, castigo que también trajo polémica.

Con este contexto, la finalista de la primera temporada, Analía Franchín, analizó la situación y a pesar de tener una relación con Fontán, fue muy dura. "Me cuesta dejar el cariño de lado que le tengo. Si fuese participante pediría la descalificación", dijo en una entrevista con la Revista Paparazzi.

Y continuó: "Entiendo que en la desesperación uno es capaz de hacer cualquier cosa. Pero cuando le dieron la posibilidad de decir la verdad, no una sino tres veces, tendría que dicho ‘no la prueben, la cagué’", expresó en diálogo con la revista Paparazzi.

Luego indicó qué habría hecho ella en su lugar: "Hubiese sido mucho mejor para el jurado que diga la verdad, ahora olvidate... La tienen entre ceja y ceja”.

"Es un castigo porque cocinar todos los domingos, en estas instancias tan avanzadas, te deja de cama. Se equivocó, tendría que haber admitido y chau. Con la gente se rompió la relación", finalizó.