A poco de cumplirse los primeros cinco meses de la muerte de Diego Maradona, todo su entorno aún sigue muy conmocionado. En especial, sus hijos quienes a través de las redes sociales expresan cuánto lo extrañan.

Pero entre los más afectados se encuentra Dieguito Fernando, el menor de los cinco hijos del Diez. El pequeño debe enfrentar la muerte de su padre en medio de constantes cambios y restricciones por la pandemia de coronavirus que le impide juntarse con sus amigos y familiares.

Además, por la medida de Gobierno de suspender las clases presenciales, Dieguito cumple su escolaridad a través de Zoom, una realidad que lo angustia mucho.

"Estamos en medio de una pandemia donde los chicos no están yendo a clases. Están haciendo zoom, todo el día encerrados. Dieguito no puede ver a sus amigos, el día de su cumpleaños solo estuvo con dos amigos. No pudo ver a sus familiares, un tema difícil", confesó Mario Baudry en diálogo con Juan Etchegoyen para "Mitre Live".

Y contó que Verónica Ojeda "este año tuvo varios ofrecimientos para hacer televisión, pero dejó todo para cuidarlo". Al mismo tiempo reveló: "Lo único que me pidió Verónica es que cuando su hijo sea grande quiere darle una respuesta de lo que le pasó a su papá. Uno sabe que crecer con juicios, sobre todo para un nene, no es bueno".

Dieguito Fernando con su mamá Verónica Ojeda en la marcha por la muerte de Maradona
Dieguito Fernando con su mamá, Verónica Ojeda, en la marcha por la muerte de Maradona (Fernando Pérez Re/Crónica).

"Yo tengo que hacer que Dieguito tenga una vida plena y para eso tengo que dejar que esto termine rápido para que él haga su vida como a él le guste y como él quiera, sin tener la mochila de cargar con todos estos problemas“, reflexionó el abogado y representante legal del menor.

En cuanto a cómo el nene de 8 años transita la pandemia, Baudry aseguró: "Dieguito está en una etapa donde está creciendo, tiene ganas de ver a sus amigos, jugar y todo lo demás. Él no entiende por qué no puede ir al colegio y por qué hace todo por Zoom. Él extraña a sus amigos, había entrado a jugar en Tristán Suárez y ahora se suspendió“.

Finalmente cerró: "Él no sabe quién es Maradona, para él es solo su papá. Verónica hace de mamá, de papá, hace todo lo que considera ella que puede hacer para suplantar esa necesidad".