La muerte de Carlitos Balá entristeció a todo el país. Muchas generaciones de argentinos se criaron con él y su partida, el 23 de septiembre de 2022 a los 97 años, es un duro golpe para la farándula argentina. El comediante y conductor, que inmortalizó frases como "¿qué gusto tiene la sal?", falleció tras permanecer internado en el Sanatorio Güemes, de la Ciudad de Buenos. Aquí, un repaso por su trayectoria y su vida personal.

Fue un personaje indiscutible de toda la historia del espectáculo argentino. Su herramienta principal de trabajo estuvo volcada a los chicos, sin embargo, el arte de su propuesta artística también encontró firmes admiradores en el público adulto, convirtiéndose, en consecuencia, en intérprete de culto, cuya estima se fue trasladando de generación en generación.

Un verdadero fenómeno de atracción y popularidad. Carlos Salim Balaá Boglich (Buenos Aires, 13 de agosto de 1925), más conocido como Carlitos Balá, fue un humorista, actor, músico y presentador con más de medio siglo de trayectoria artística. Si bien, su mayor aporte estuvo dedicado al show infantil, ha realizado espectáculos en radio, televisión, cine, circo, y teatro para público de todo tipo de edad. Sus comienzos fueron en la radio y luego en televisión con la consagrada "La revista dislocada", junto a Délfor Dicásolo y formó parte del trío Balá, Marchesini y Locatti.

Carlitos Balá, tras ganar un Martín Fierro, junto a Juan Alberto Mateyco (Archivo Crónica).
Carlitos Balá, tras ganar un Martín Fierro, junto a Juan Alberto Mateyco (Archivo Crónica).

Así dadas las cosas, su padre era de origen libanés y su madre de origen croata. Su hermana menor Norma, lo incentivaba a que hiciera teatro, incluso quiso que participara en una obra de la escuela, pero Carlitos era muy tímido. No obstante, hacía bromas en los colectivos de la línea 39 de Chacarita, donde trabajaba para vencer su timidez. En sus comienzos participó de un concurso que ganó, bajo el nombre de Carlos Valdez. Su padre estaba escuchando la radio cuando salió ganador, pero no lo reconoció porque Carlitos había cambiado su apellido por miedo a que lo retaran. Ya enterado de que había ganado y de que su padre no sabía que era él, decidió cambiar y llamarse Carlos Balá, manteniendo la similitud con su verdadero apellido. Luego se decidió a incursionar en la radio, donde interpretó a un personaje muy nervioso que hizo reír desde el primer día.

Descendiente de padre libanés y madre croata, su familia llegó a la Argentina en busca de una nueva vida. Su padre era carnicero y aquel lugar fue el primer escenario de las maravillosas historias que creaba el pequeño Carlitos. Deleitaba a los clientes con sus actuaciones, pero la timidez aún estaba dentro suyo.

Carlitos Balá tuvo un éxito masivo durante muchas generaciones (Archivo Crónica).
Carlitos Balá tuvo un éxito masivo durante muchas generaciones (Archivo Crónica).

Norma era su hermana menor y siempre le había insistido en tomar clases de teatro, sin embargo, nunca se vio capaz por la vergüenza que le daba exponerse ante otras personas, aunque eso quedó atrás unos cuantos años después. Luego, cuando tenía 30, un amigo lo invitó a probarse en el programa radial "La revista dislocada". Allí se presentó como "Carlitos Valdez" y ganó su lugar en el programa. No obstante, al finalizar el concurso cambió su nombre artístico y adoptó definitivamente el de Carlitos Balá.

A todo esto, la radio fue su lugar por mucho tiempo, pero con "La Telekermese Musical" explotó en la pantalla chica. El éxito y la sensación Balá, así como su flequillo y corte de pelo, fue rotundo y para 1964 ya tenía su propio programa, el cual llamó "El Soldado Balá", emitido por Canal 13. Previamente ya había aparecido en algunas entregas de Susana Giménez, realizado participaciones en otros ciclos televisivos y actuado en las películas de Canuto Cañete.

En la búsqueda de su destino

Tras un desacuerdo con Délfor en 1958, integró un trío cómico junto a Jorge Marchesini y Alberto Locati protagonizando un programa por Radio El Mundo, con la locución del periodista Antonio Carrizo. El trío, en consecuencia, adquirió una gran popularidad y participó en "El show de Andy Russell". Luego participaron en "¡Qué plato!", y estuvieron juntos hasta 1960. Posteriormente, cada uno inició su propia carrera de forma individual, logrando Balá afirmarse sólidamente en el espectáculo.

Consagración y popularidad

Comenzó a participar en "La Telekermese Musical" en Canal 7 y luego le ofrecieron ser Joe Bazooka . Acto seguido, participó en "El show de Antonio Prieto" y en "El show de Paulette Christian", y con su personaje de Jacobo Gómez hizo su aporte en Radio Splendid. En ese devenir de la vida y la profesión, en  1962 participó en "Telecómicos", por Canal 9. Posteriormente, en 1963, debutó en la obra teatral "Canuto Cañete, conscripto del siete", y por su gran éxito lo contrataron para que conduzca su propio ciclo "Balamicina". A fines de ese año filmó la película "Canuto Cañete, conscripto del siete", reeditando, en definitiva, otra propuesta de enorme convocatoria.

Carlitos Balá, en una escena de 'Locos por la música', junto a Santiago Bal (Archivo Crónica).
Carlitos Balá, en una escena de "Locos por la música", junto a Santiago Bal (Archivo Crónica).

Cabe recordar que en 1964 fue contratado por Canal 13 para protagonizar "El soldado Balá", y empezó, en consecuencia, una larga carrera televisiva durante la década de los ´60 y ´70 con los programas "El flequillo de Balá" (libro de Aldo Cammarota, dirección de Mario Faig y Pedro Pablo Bilán), "El clan de Balá" (libros de Mesa, Basurto y Garaycochea con dirección de Horacio Parisotto y Manuel Vicente), labor donde actuó junto a Adolfo Linvel y Blanca del Prado. Continuó con "Sábados circulares, de Nicolás Mancera", "Balabasadas" (dirigido por Horacio Parissoto, María Inés Andrés y Martha Reguera), "El circus- show de Carlitos Balá" (dirección: Luis Weintraub)," El circo mágico de Carlitos Balá" (dirección: Luis A. Weintraub, Sandor, Carmelo Santiago), y "El show de Carlitos Balá" (dirección Enrique Acosta).

Su carrera cinematográfica continuó, en consecuencia, con "Canuto Cañete", donde se estrenaron diferentes versiones. Participó en 18 películas, entre ellas se encuentran "Canuto Cañete y los 40 ladrones", "¡Esto es alegría!", "Brigada en acción", "El tío Disparate" y "¡Qué linda es mi familia!", entre otras. En tanto, en 1979 fue contratado para protagonizar "El show de Carlitos Balá", de Enrique Acosta, trabajando en el intervenido canal estatal, ATC. Luego realizó varias giras por el interior con su propio circo. 

Carlitos Balá, en la redacción de Diario Crónica en 1980 (Archivo Diario Crónica).)
Carlitos Balá, en la redacción de Diario Crónica en 1980 (Archivo Diario Crónica).

En 1988, Carlitos pasó a formar parte de las huestes de Canal 2, y ese mismo año realizó su última aparición cinematográfica en "Tres alegres fugitivos", de Enrique Dawi , más allá de haber realizado un bolo en el filme "Un amor en tiempos de selfies", con Martín Bossi. En 1990 ATC produjo con Carlitos Balá y la troupe de Margarito Tereré un programa que duró poco tiempo en el aire, sin embargo, el talento y la impronta del actor estuvo presente de manera indemne.

En una foja de servicios extensamente generosa en cuantos perfiles artísticos, en1995, Balá protagonizó "A jugar con Teddy y Carlitos Balá". Después participó en ciclos de ficción y de gran recepción popular como "Son de diez" y "Como vos y yo", en el Canal 13.

La trayectoria continua

El 2 de septiembre de 2009 fue invitado al programa "Justo a Tiempo" de Julián Weich emitido por Telefe y donó su emblemático "chupetómetro" para que se siguiera la tradición de ayudar a los chicos a dejar el chupete. El mismo Carlitos contó que lo tenía en el living de su casa e invitaba a los chicos a que dejen su chupete cuando lo visitaban.

En tanto, en los últimos años realizó numerosas giras con su circo por el interior del país. En 2009 acompañó al payaso Piñón Fijo en su show y, en 2011, participó junto a la conductora infantil Laura Franco en el espectáculo "Panam y circo , en calidad de invitado especial".

Carlitos Balá junto a Panam. (Hernán Nersesian/Diario Crónica)
Carlitos Balá junto a Panam. (Hernán Nersesian/Diario Crónica)

En 2017 fue homenajeado en "Showmatch", tributo que emocionó como nunca al impecable comediante.

En marzo de 2019, en el barrio Alberti de Ituzaingó, en Fleming y Bruselas, el arquitecto Ruben Díaz inauguró la obra Arco del Triunfo de Carlitos Balá. En ese mismo año, Laura Panam Franco, le dedicó el Martín Fierro, por la participación de Balá en vídeos musicales de su programa y de  sus obras de teatro, que continuaban emitiéndose con gran receptividad popular

En el año 2020, para su cumpleaños número 95, durante la pandemia de Covid que provocó el confinamiento internacional, varios referentes del mundo infantil le rindieron tributo con un video que repasaba las frases célebres y trayectoria del animador. 

En tributo a su figura

La banda musical "Los Auténticos Decadentes", lanzó en 2009 una versión propia del tema "Aquí llegó Balá", tema musical que fuera usado como cortina durante muchos años del programa "El Show de Carlitos Balá". Esta versión contó con la colaboración del propio Balá, cantando al inicio del tema y emitiendo algunas de sus frases y gags más célebres.

Luego, el 11 de diciembre fue declarado "Personalidad destacada de la cultura de la ciudad", convocatoria en la que se hicieron presentes varios colegas. Otro mojó importantísimo en su vida personal: en 2016, a los 91 años, visitó al Papa Francisco en la ciudad del Vaticano y fue declarado, en Roma, "Embajador de la Paz". El reconocimiento fue otorgado por la "Red Voz por la Paz". Asistieron al evento el asistente pontificio, monseñor Guillermo Karcher, el fundador de "los Payamédicos", José Pellucchi y el creador de la iniciativa solidaria, Odino Faccia.

Asi dadas las cosas, en marzo de 2019, en el barrio Alberti, de Ituzaingó, en Fleming y Bruselas, el arquitecto Ruben Díaz inauguró la obra Arco del Triunfo de Carlitos.

Una familia basada en el amor

Marta Venturiello es Martita, a quien Carlitos Balá se refiere como su "mamá" pero es, en realidad, su esposa.  Ella siempre ha estado a su lado, así como él estuvo para su "princesa" Marta. Con los años lograron construir una familia donde el amor, el respeto y el cariño siempre ha sido la base y en la actualidad gozan de todo lo que les enseñaron. Todo el cariño les vuelve día a día en forma de hijos, por Martín y Laura, y nietos, que son Tomás y Laurita. 

El encuentro con el Papa

 Carlitos se preparaba para festejar los 90 años cuando recibió una llamada más que especial. El Papa Francisco estaba al teléfono y se comunicó personalmente para saludarlo e invitarlo a Roma. Sin dudarlo, meses después, Balá y Marta se dirigieron hasta el Vaticano para encontrarse con el sumo pontífice, quien le brindó palabras de afecto y el animador le contestó, como acostumbra, en tonos bromistas y con sus populares muletillas. Un encuentro inolvidable desde todo punto de vista.

Declaraciones

¿Cómo es un día de vacaciones junto a tu esposa Marta?

- Tengo una rutina sin obligaciones, siempre bajamos a la playa cerca del mediodía junto a mi Marta querida, paseamos por la arena, nos mojamos los pies en el mar, charlamos con la gente que nos dice cosas hermosas, te invitan a un mate, te recuerdan situaciones de sus infancias y esa es la gratificación más grande que me llevo. Luego almuerzo algo rico acá en los restaurantes y me vuelvo a mi departamento que tengo en el edificio Havanna que es el más alto de la ciudad.

¿Cuál es la canción que más te representó en tu carrera?

- No tengo dudas que se trata de  “Aquí llegó Balá… Balá... Balá", es el tema musical que mejor me representa y el que me gusta interpretar, en consecuencia, cada vez que me la piden, previo a decir: "¿Qué gusto tiene la sal?"

 ¿Y hoy cómo se siente?

 A lo largo de mi carrera edité más de 15 discos y tengo más de 20 filmes nacionales. Yo soy así, sencillo, como me ven y no genero ni grieta ni opiniones políticas, vivo y disfruto cada momento. Un tipo que sabe vivir con humildad y reconocimiento a su familia, sus amigos y el público en general.