Las situaciones paranormales siempre terminan causando una enorme repercusión en las redes sociales, y generalmente, estas suelen asustar a la gran mayoría de los usuarios. En este caso, Kate Langbroek compartió una imagen que dejó a más de uno sin dormir, y hasta incluso generó que varios armen sus propias teorías al respecto.

A través de Instagram, Langbroek mostró una paranormal selfie. En ella, se la puede ver junto a otra mujer, aunque un detalle al fondo de la imagen la desconcertó por completo.

El terrible detalle de la foto.
El terrible detalle de la foto.

La locutora de radio australiana cuenta con más de 169.000 seguidores, por lo que, viralizar su foto no fue un trabajo para nada difícil, y, por supuesto, asustarlos tampoco.

La mujer contó que la foto había sido sacada en una casa que tiene aproximadamente 800 años de antigüedad, puesto que varias personas han pasado por ahí a lo largo de tantos años. 

Actualmente, Kate se mudó a aquella casa, la cual está ubicada en Italia. A pesar de ser un lugar soñado, lo cierto es que su nuevo hogar no le dejó muy buenas primeras impresiones.

Según informaron distintos medios australianos, la presentadora de radio se mudó aquella casa en Italia junto a su esposo, Peter Lewis, y sus cuatro hijos, Lewis, Sunday, Artie y Jan.

El paranormal detalle que horrorizó a Kate Langbroek

A pesar de que era su gran sueño vivir un tiempo en aquel palacio de 800 años de antigüedad, el cual está ubicado en Bolonia, la paranormal figura que apareció al fondo de su foto la asustó por completo.

Tras sacarse la "selfie" con su amiga, la presentadora de la cadena Hit Network notó algo raro en la imagen, y fue allí cuando descubrió que detrás de ella había una figura irreconocible, la cual se podía ver por un viejo espejo.

Al compartir la perturbadora foto, Langbroek aseguró que aquella figura no estaba ahí al momento de sacarse la foto, o, por lo menos, ninguna de las dos vio nada detrás de ellas.

El gran susto de Kate Langbroek.
El gran susto de Kate Langbroek.

A través del comunicado que dio vía Instagram, la locutora comenzó dando algunos detalles de lo sucedido: "Las personas que están siguiendo el traslado de nuestra familia a Italia saben de nuestra espera para mudarnos a nuestro departamento de Bolonia", escribió.

Asimismo, explicó que su nueva casa fue contruida 800 años atrás: "Está en un antiguo palacio... algunos de ellos construidos en el siglo XIV, y hay tres espejos gigantes en el salón, aparentemente del siglo XVIII. Muchos años. Le dije a Tash: 'Siempre pienso que si me doy la vuelta muy rápido, podré ver el pasado en este espejo'", confesó.

Sin embargo, la presentadora de radio nunca imaginó realmente encontrarse con una perturbadora figura, y menos de esa manera.

Ver comentarios