El canillita tenía su puesto de diarios y revistas hace muchos años en La Matanza y luego de una larga investigación del fiscal de Vicente Lopez, Alejandro Musso, se destapó la ola de estafas que venía realizando el hombre gracias que descubrió un algoritmo para crear tarjetas de crédito. 

El detenido fue identificado como Fernando Falsetti de 56 años. Según se informó, los robos comenzaron en los primeros meses del 2021, cuando el señor sumó a su negocio la reventa de servicios de televisión prepaga por decodificadores, antenas y sistema de recarga, para mejorar sus ganancias. 

Fernando Falsetti fue detenido en su domicilio. 

La investigación comenzó gracias a la denuncia por estafas reiteradas de la empresa de TV satelital. La Unidad Funcional de Instrucción de Vicente López Oeste, a cargo de Alejandro Musso recibió el caso y le dio seguimiento a cada una de las estafas. En un primer momento, se pensó que se trataba de una gran organización de ciberdelitos, sin embargo, se encontraron con un único individuo.

Una fuente judicial comentó “Teniendo en cuenta la cantidad de estafas y la mecánica delictiva, en un primer momento supusimos que detrás de todo se encontraba un importante grupo criminal. Pero al seguir avanzando en la investigación descubrimos que toda la actividad estaba a cargo de un lobo solitario, una persona de muy bajo perfil”.

La fiscalía informó que varios titulares de tarjetas de crédito desconocieron distintas compras. Se llegó a un total de 169 operaciones ilegales relacionadas con el servicio prepago que ofrecía Falsetti en su puesto de diarios. Se cree que el monto total robado supero el millón de pesos. 

Según se dio a conocer, el canillita logro robar las tarjetas de los clientes gracias al descubrimiento de una fórmula matemática por la cual se producen los números de los plásticos. Todo el sistema utilizado quedó registrado y explicado en una agenda que encontraron en la casa del señor. 

Esta fue una de las combinaciones encontradas en la agenda del comerciante. 

En total se encontraron 32 hojas de combinaciones de cifras numéricas con sus respectivos códigos de seguridad. Adjunto a esta información, Falsetti, tenía guardadas cada una de las facturas de los servicios que había contratado a través de las tarjetas ajenas. A partir de esto, la Justicia encontró indicios para denunciar que el canillita también estafó a otras compañías

Falsetti fue detenido y notificado por la causa judicial de estafas reiteradas. Unas horas más tarde,  el juez de San Isidro, Esteban Rossignoli, le otorgó la libertad a pesar de que la fiscalía estaba en desacuerdo y había pedido la detención efectiva. El acusado está nuevamente en su domicilio. Según se dio a conocer, la semana que viene se deberá presentar en una audiencia indagatoria ante el fiscal Musso

El número de las tarjetas era obtenido por la correcta aplicación de un logaritmo.