En la causa que investiga el trágico episodio en el que un avión sanitario cayó y se estrelló provocando la muerte de las cuatro personas que iban a bordo, en las últimas horas se conocieron las identidades de las víctimas fatales, por las que la localidad de Río Grande, donde ocurrió el hecho, todavía no sale de la conmoción

Claudio Canelo, de 52 años, comandante de la aeronave; Héctor Vittore, de 51, que oficiaba de copiloto; el médico Diego Ciolfi, de 56 años y la enfermera Denise Torres García, de 30, son las cuatro víctimas fatales del accidente del avión Lear Jet 35 de la compañía Flying América. 

Según trascendió, el piloto y el copiloto que murieron al estrellarse el avión sanitario que tripulaban en la localidad fueguina de Río Grande “eran experimentados” y “volaban frecuentemente esta misma aeronave”.

Diego Ciolfiera era un pediatra oriundo de la localidad de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz.

Canelo era un experimentado piloto que pertenecía a una familia ligada a la actividad aeronáutica civil. En tanto, Vittore, oriundo de la localidad bonaerense de La Reja, fue despachante operativo de la compañía aérea Dinar, entre 1994 y 1996; piloto de aviación del ejército entre 1995 y 2011 y desde el 2009 prestaba servicios para Flying América S.A.

No obstante, las otras dos víctimas, el médico y la enfermera, eran parte del plantel que la compañía ponía a disposición de los pacientes, de acuerdo a lo que informaron fuentes aeronáuticas. En este caso los habían designado para trasladar a un bebé de cuatro meses y a su madre desde Buenos Aires hasta el aeropuerto local de Río Grande, donde ocurrió el trágico episodio.

 

Diego Ciolfiera era un pediatra oriundo de la localidad de Caleta Olivia, provincia de Santa Cruz y se desempeñaba en el Hospital Zonal de esa localidad. Mientras que  la enfermera Denise Torres García era oriunda del barrio porteño de Núñez, y había realizado sus estudios de enfermería en la Universidad de Buenos Aires y trabajado también el Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires.

Los cuerpos de las cuatro personas "quedaron calcinados" y quedaron "dentro de los restos de la nave a la espera de las primeras pericias".

El accidente motivó el inicio de una causa penal en la que interviene el Juzgado Federal de Primera Instancia de Río Grande, a cargo de la jueza Mariel Borruto, y el fiscal Federal Marcelo Rapoport.

Denise Torres García enía 30 años.

Trágedia en Río Grande: cómo fue el accidente

El accidente aéreo se produjo el viernes cerca de las 14.30, mientras la aeronave en la que viajaban "dos pilotos, un médico y una enfermera" realizaba la maniobra de despegue desde el Aeropuerto Internacional Gobernador Ramón Trejo Noel, de Río Grande, poniendo rumbo de regreso hacia Buenos Aires.

La nave se precipitó a tierra dentro del predio de la Base Aeronaval y a unos mil metros de una zona poblada, ocasionando una "gran explosión" que pudo oírse en distintos sectores de la ciudad fueguina de Río Grande, además de una estela de fuego y humo que pudo ser filmada por algunos lugareños.

 

Cuatro unidades del Cuartel de Bomberos de la ciudad acudieron minutos después a la aeroestación, que fue cerrada de inmediato.

La aeronave, que realizaba un vuelo sanitario, había dejado en tierra, minutos antes del accidente, a un bebé de cuatro meses y a su madre que habían sido trasladados desde la ciudad de Buenos Aires.

La estela de fuego y humo que provocó la tragedia, fue filmada por algunos lugareños (Gentileza InfoFueguina).

Ambos fueron parte del vuelo sanitario realizado por la aeronave de la empresa Flying América SA que partió a las 8.45 desde el aeropuerto de San Fernando e hizo una escala en Comodoro Rivadavia (Chubut) antes de emprender viaje a Tierra del Fuego.

Luego de aterrizar "normalmente" en Río Grande, tanto el bebé como su madre fueron trasladados en ambulancia hasta el sanatorio CEMEP, donde el niño permanece internado y en "buen estado de salud".

"El bebé tiene cuatro meses. Venía con una traqueotomía. Está con su mamá y está muy bien", confirmaron los voceros consultados.

Ver comentarios