El asado es una de las cartas de presentación de la gastronomía argentina, junto con las empanadas o el dulce de leche. Desde hace un tiempo prender la parrilla dejó de ser más que tirar cortes vacunos a las brasas, hoy en día existen otras alternativas para sustiuir la carne y nos encontramos con opciones vegetarianas. De todas maneras, hay quienes prefieren seguir consumiento alimentos de origen animal como el cerdo. 

Los cortes tradicionales que encontramos en la parrilla son el vacío, la tira de asado o un costillar. Tampoco faltan las achuras, una buena provoleta, el pollo, la morcilla y los chorizos. Sin embargo, además de la carne de vaca podemos usar la de cerdo y completar un buen asado a la parrilla. 

¿Cómo hacer un buen asado a la parrilla?

Sin dudas, lo primero que vamos a hacer es programar qué alimentos vamos a comprar para planificar un buen asado este fin de semana. Nuestro carnicero de confianza será clave para la adquisión de productos frescos y de buena calidad. Además hay que prestar atención al color de la carne, este tiene que ser parejo y rosado, y la grasa siempre debe ser blanca y no amarillenta. 

La carne de cerdo tiene un sabor, textura y cocción distinta a la de vaca, además según cuál elijamos estos tendrán mayor o menor grasa, hueso y carne. Es por esto, que no hay un punto jugoso o cocido, la técnica para darse cuenta de esto es pinchar el corte con una palillo de madera y que no salga demasiado húmedo. 

¿Cuáles son los mejores cortes de cerdo para hacer a la parrilla?

Para hacer un asado de cerdo hay varios cortes que se pueden cocinar, además del clásico pechito de cerdo (muy utilizado para hacerlo a la barbacoa o a la cerveza), como el lomo o solomillo, aunque también este último tiempo apareció otra opción que es considerada una estrella: el tomahawk. 

El pechito de cerdo a la parrilla es uno de los cortes clásicos que encontramos en la parrilla.

El tomahawk es una chuleta (corte que proviene del espinazo del chancho) que es servida unida al hueso de la costilla y tiene ese nombre porque al español es traducido como "hacha", y tiene esa forma. Al ser versátil el cerdo, se lo pueda preparar con varias salsas o marinadas hechos a base de mostaza, miel, cerveza, barbacoa, romero, ajo, aceite de oliva, entre otros. 

El tomahawk es un corte con el que podemos innovar la parrilla.

Otro de los cortes que es ideal para hacer a la parrilla es la clásica y amada bondiola. Antes de llevarla a las brasas se puede marinar o adobar con limón o una salsa hecha a base de cítricos. A la bondiola se la puede cocinar para servir en plato, en un sanguche o en forma de brochette, para esto último se puede sumar al palillo (es recomendable de metal para que no se queme) panceta y verduras. 

La bondiola de cerdo es una opción tentadora para hacer a la parrilla.

Entre las últimas opciones que hay para hacer a la parilla está el churrasquito y el matambrito de cerdo. A estos se les puede aplicar una salsa que lleve ingredientes como azúcar o miel. También podemos hacer los ribs (costillas) con fuego bajo, a este le podemos sumar una barbacoa e ir pintando casi al final de la cocción. 

El matambrito de cerdo a la parrilla es una delicia.

Si vas a apostar por el tradicional lomo o solomillo, tené en cuenta que es una carne más magra que la de vaca. Por lo tanto, es importante que al cocinarla no se seque. Se recomienda sellarla antes de llevarla a la parrilla. Se pone en una sartén o wok a previamente untado con aceite y se dora de 2 a 3 minutos de cada lado.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos