Carlos Zambrano fue protagonista de una pelea con su compañero Darío Benedetto durante el entretiempo del clásico de Boca con Racing, publicó anoche un mensaje que alimentó el enrarecido clima del vestuario: "partido complicado, pero la entrega no se negocia".

El marcador central hizo su posteo cerca de la medianoche, horas después de la igualdad sin goles en el Cilindro de Avellaneda, que tuvo un nuevo capítulo en la convulsionada convivencia del plantel xeneize.


Al terminar el primer tiempo, en el que Boca resultó claramente superado por su rival, Benedetto lanzó dentro del campo un enérgico mensaje recriminatorio hacia a algunos de sus compañeros, entre ellos, Zambrano.

Cuando el equipo volvió a la cancha para disputar el segundo período, el peruano presentaba marcas en el rostro y una inflamación en el pómulo izquierdo, que no evidenciaba hasta el momento de abandonar el césped en el entretiempo.


Los trascendidos del vestuario xeneize indicaron que ambos futbolistas protagonizaron una pelea a golpes bajo los ánimos caldeados por el bajo rendimiento del equipo en el clásico.

Comentarios