Mientras los teatros de la Ciudad de Buenos Aires lentamente reabren para dar espectáculos sin público, que son grabados y luego difundidos en streaming, Anita Martínez tiene preparado un estreno por esa vía: su monólogo "Histeriotipos", al que ella misma define como "un espacio más que interesante para desplegar íntimamente un manual de autoayuda para conocer en profundidad y rápidamente a los hombres y saber de cuál escapar".

El show, un clásico de la actriz, que ya lo realizó en varias oportunidades, se verá en Platealive!, la nueva plataforma de streaming, el viernes 19 de junio a las 22. En su galería de personajes, presentará al "histérico", el "tecnológico", el "avaro", el "50 sombras de Grey", entre otros, y recomendará "cómo detectar las señales de alerta, cómo abandonar el barco a tiempo y muchas estrategias de autopreservación más", según ella misma declara.

Los teatros, cines y otros espacios culturales porteños están cerrados desde el 20 de marzo, cuando el presidente Alberto Fernández dispuso el aislamiento social para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

La Asociación de Profesionales de la Dirección Escénica (Apdea) registra la interrupción de 306 funciones y la postergación de más de 300 estrenos en la capital argentina, lo que afecta a unos 4.300 artistas, según detalló Infobae. Esto repercutió en un deterioro de las condiciones de vida de los actores, que sobreviven con ayuda de subsidios y de la solidaridad de sus propios colegas. A su vez, teatros del circuito independiente cerraron y otros tuvieron que reconvertirse en verdulerías o restaurantes para delivery para sobrevivir.

Durante la cuarentena, los teatros más importantes de la ciudad están ofreciendo vía streaming obras grabadas con anterioridad a la pandemia.

La nueva disposición permitirá que actores, directores y personal técnico, entre otros, puedan regresar a los teatros y retomar la actividad, aunque sin espectadores. El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta no informó aún a partir de cuándo se instrumentará la medida. El Ministerio de Cultura y representantes del sector están trabajando en los protocolos.