Desde que Amalia Granata se postuló a elecciones para convertirse en diputada de la provincia de Santa Fe, generó muchas controversias. Sin embargo, ella ganó y actualmente está ejerciendo su labor y cumpliendo con sus promesas de campaña.

Una nueva polémica atravesó su carrera cuando dijo que quería volver a implementar el servicio militar obligatorio luego de un viaje que hizo a Israel. Todos se mostraron sorprendidos con su propuesta y a la vez se opusieron. Ante tal rechazo que recibió, ella decidió explicar bien su propuesta.

Allí la activista dio una entrevista con TN y dijo: "La propuesta es un servicio cívico obligatorio, no el servicio militar". Su idea comienza ya que la mayoría de los jóvenes que terminan el secundario no comprenden textos y eso los dificulta a la hora de buscar un trabajo. 

Frente a esto la diputada propone: "Si la juventud no trabaja o estudia, va ahí. Tiene que ser obligatorio, ahí van a aprender oficios como carpintería, peluquería". Esto se llevaría a cabo en las instituciones militares porque ya se cuenta con el espacio físico para eso.

Amalia Granata ejerciendo su labor de diputada provincial.
Amalia Granata ejerciendo su labor de diputada provincial.

Granata cerró diciendo que quiere que "sea a nivel nacional y no solo en mi provincia" ya que ella solo representa a Santa Fe.