Luis Miguel brindó su concierto "México por Siempre" en Chile y recibió un obsequio muy especial por parte de sus fans. El artista se emocionó en pleno show cuando vio que el regalo era una pintura suya de pequeño junto a su madre, Marcela Basteri, quien desapareció en 1986.

En la misma se lo ve a él a sus 14 años abrazado a su mamá, quien se mostraba muy sonriente y llevaba una vincha en su cabello. 

¡Mirá las imágenes!