El escándalo entre Anna Chiara del Boca y su padre, Ricardo Biasotti, escribió un nuevo episodio el lunes 9 de diciembre, dado que la joven, de 18 años, debió volver a la Argentina -está viviendo en Los Ángeles junto con sus tíos- para ratificar la denuncia de "abuso sexual agravado y corrupción de menores agravado por el vínculo" contra su progenitor. Según la familia de Anna, decidió irse del país por haber recibido amenazas posteriores a su presentación en la Justicia de hace algunas semanas.

. La resolución que impide a Biasotti acercarse a su hija.
Anna Chiara quiere justicia.

Este último martes, según información exclusiva a la que accedió DiarioShow.com, Biasotti, por medio de su abogado, recusó al juez de la causa, el Doctor Bruniard, a cargo del Juzgado en lo Criminal de Instrucción Número 43, manifestando que el magistrado no había sido imparcial, ya que después de escuchar casi siete horas a la denunciante y sus desgarradores relatos de abusos prohibió a Biasotti el acercamiento físico y el contacto por cualquier medio con Anna, además de concederle a la joven un botón antipánico.

Su defensor, Marcelo Parrilli, recusó al juez Carlos Bruniard por presunta "falta de imparcialidad". Lo hizo alegando que el magistrado consideró "verosímil" la denuncia de la joven de 19 años, prohibió que Biasotti se le acercara a menos de 200 metros, y le proporcionó un botón antipánico.

Este miércoles debían comenzar las declaraciones testimoniales de la abuela, la tía abuela de Anna Chiara, y, más adelante, la de la propia Andrea del Boca. Biasotti no presentó testigos y se limitó a recusar al juez, pese a que Bruniard ni siquiera lo llamó a prestar declaración indagatoria. Se descarta que el juez rechazará su recusación, pero el defensor de Biasotti anticipó que, en ese caso apelará a instancias superiores, hasta llegar a la Corte Suprema.

Ese recorrido judicial, sumado a la feria de verano, que durará todo enero, prácticamente garantiza que la causa no se moverá en los próximos ocho meses. Anna Chiara Biasotti del Boca denunció "abuso sexual ultrajante" por parte de su padre durante su niñez, que la decidieron a dejar de verlo a los 9 años.

Según la defensa de Anna, el doctor Claudio Calabressi, la medida de recusar al Juez tiene la finalidad de frenar el proceso, dilatar los plazos procesales y suspender las declaraciones de testigos que estaban previstas para este miércoles. Tras esas declaraciones, se ordenaría en forma natural el llamado a declaración indagatoria y atento a la gravedad de los hechos denunciados la posibilidad de detención de Biasotti.