Marina Calabró, al igual que el resto de los integrantes de "TV Nostra", se enteró solo dos horas antes que el resto de la audiencia acerca de la renuncia de Jorge Rial y la cancelación del programa de "América TV".

El viernes fue la última emisión del ciclo donde el conductor se despidió del aire a solo dos meses de arrancar. Entre los motivos de su decisión argumentó: "Creí saberlo todo y la verdad no lo sé todo. Cuando sos parte de la industria hay espacios y hay lugares. Hay que saber reconocer errores. Es un error personal mío. Los números no eran los que esperábamos, pero estaban dentro de lo no".

Pero antes de salir a cámara, Rial habló con sus compañeros Diego Ramos, Ángela Lerena y Marina y les confesó la decisión. "Estoy aturdida, estoy aturdida. El fin de semana me sirvió para empezar a digerirlo, pero estoy aturdida. Nos enteramos por Jorge que era el último programa a las 18.30 de un programa que salía al aire 20.30, fue un balde de agua fría", reconoció Calabró en "Esto no es Hollywood".

"Estoy dolida porque creo que no nos merecíamos enterarnos dos horas antes de salir al aire por el simple hecho de que no se filtrara. Me parece que la filtración hubiera sido menos importante que cuidarnos a nosotros y amortiguarnos un poco el trago amargo. Volví a las 22.30 sin laburo en televisión, y la verdad es que creo que ni Diego Ramos ni Ángela Lerena ni yo nos lo merecíamos de esta manera”, analizó la periodista.

Marina Calabró en el último programa de 'TV Nostra'
Marina Calabró en el último programa de "TV Nostra".

Al mismo tiempo reconoció: "Le dije a Jorge cómo me sentía, le dije que me parecía una mala decisión para todos nosotros ni hablar, pero sobre todo para él. Me parecía que no se estaba haciendo un bien, si no todo lo contrario. Le dije algunas otras cosas pero prefiero que queden en la intimidad del grupo de laburo. Y no me contra argumentó. Él ya había explicado sus motivos, que eran más o menos los mismos que dijo al aire".

"No solo es el laburo de uno si no el laburo de muchos y que se trata de dar batalla, la televisión ha dado miles de ejemplos de programas que arrancaron mal y se pudieron reconvertir y pudieron encontrar un camino y yo soy partidaria de dar batalla. Soy una convencida y una fanática de la prolijidad, pero como me decía mi marido, esta soy yo, y evidentemente Jorge la ve distinto, la siente distinto. Trato de empatizar, pero no termino de entender sus razones, solo las respeto", aseguró molesta.

Y cerró: "No me gustaron las formas del manejo en relación a nosotros. No me pareció justo. Pero bueno nada. Después de eso no hablé más con Jorge Rial y todo lo que tenía para decirle ya se lo dije, así que no hay mucho de lo que hablar".