Paulo Londra y Rocío Moreno se separaron cuando la joven estaba embaraza de Isabella, su segunda hija. Sus diferencias explotaron en los medios cuando tras varios episodios que colapsaron con su paciencia y generaron su angustia, Rocío finalizó su vínculo con el artista y se atrevió a contar el calvario que sufrió. Todo terminó en Tribunales con una demanda por manuntención, y hace dos meses la ex pareja logró llegar a un acuerdo integral extrajudicial. Sin embargo, el trapero (que recientemente presentó novia) no estaría cumpliendo con lo pactado y Rocío hizo su descargo en las redes.

El acuerdo que firmaron incluyó una compensación económica para la reciente por los años de convivencia, cuota alimentaria, vivienda, la obra social y régimen comunicacional de las niñas.

Pero el viernes por la noche, Moreno publicó una historia en Instagram que es preocupante. Según cuenta, el conflicto con el trapero está lejos de terminar y ella siente que la situación es "desesperante".

En uno de sus últimos posteos, Rocío cuenta con detalle: "Que triste, no saben la angustia e impotencia que se siente querer ver a tu hija y que te lo nieguen. Es desesperante saber que no está con la persona que corresponde".

El artista, que es noticia por editar dos nuevas canciones, por lo que cuenta su ex, se habría quedado con sus hijas más tiempo del que debía. "Que no se cumpla lo acordado, lo firmado, por lo que luchamos tantos meses...Duele”, finalizó su posteo junto a un emojie de carita apenada.

Al momento de firmar el convenio, Paulo tenía un régimen de visitas libre con sus hijas, pero sólo veía a Francesca, la mayor de las nenas y casi no tenía contacto con la más pequeña, algo que, a pesar de las diferencias con el padre, Rocío lamentaba.

La terrible acusación de Rocío Moreno contra Paulo Londra.
La terrible acusación de Rocío Moreno contra Paulo Londra.