@AnaliaCab

Sin mayor promoción que el boca a boca, la serie "Borgen" se volvió un gran éxito internacional diez años después de su estreno original. Es que este excelente drama político danés, escrito por Adam Price, se había visto originalmente sólo en Dinamarca, a través de la tevé pública.

Fue la globalización del streaming lo que hizo la magia: en 2020 Netflix la trajo a Latinoamérica y explotó. La audiencia devoró sus tres temporadas -había terminado en 2013- y este renovado suceso convenció a sus productores de regresar con una cuarta entrega -"Borgen: reino, poder y gloria"- disponible desde el 2 de junio.

Su protagonista es casi una heroína del empoderamiento femenino antes que el concepto inundara la industria audiovisual. Birgitte Nyborg (Sidse Babett Knudsen) fue la primera mujer que se convirtió en Primer Ministro gracias una compleja e inesperada red de alianzas partidarias.

Inmediatamente se encontró con una fuerte oposición y atravesó infinidad de obstáculos, externos e internos, pero jamás dejó de lado la ética y el interés común como su norte a la hora de decidir. Birgitte encarna todo lo que soñamos que sea una dirigente política: lejos de la megalomanía, cerca de los problemas reales, sin dejar de atender las inevitables intrigas palaciegas.

En esta última temporada, la protagonista es ministra de Asuntos Exteriores.

"Era importante mostrar a una primera ministra, no 'ésta es una mujer que ha llegado a primera ministra'. En la serie, tanto la prensa como la audiencia del país entero aceptaron muy rápidamente que teníamos una mujer primera ministra. Pero en el mundo real, cuando una primera ministra llegó al poder no fue aceptado tan rápido" dijo Babett Knudsen a propósito de la dirigente "verdadera" que ocuparía ese cargo en su país apenas un año después de estrenada "Borgen".

Si la política es "el arte de lo posible", esta dirigente y su estrecho círculo de confianza conforman una "casta política" de esas que cualquier sociedad moderna desearía. Nyborg es humana sí, y mujer, claro. Su vida personal se ve sacudida por las presiones y obligaciones del poder. Ser madre, esposa y Primer Ministro se torna imposible, y le cobra un precio.

"Borgen" vuelve con una nueva temporada.

"La idea era hacer una serie en la que se mostrara a políticos de una forma un poco idealista pero que a la vez pareciesen reales, porque muchas películas y series sobre políticos muestran siempre un lado cínico, con gente que busca el poder a cualquier precio. Creo que era importante mostrar que hay gente intentando hacer las cosas bien, y también mostrar lo difícil que es eso" describió la actriz.

"La idea era hacer una serie en la que se mostrara a políticos de una forma un poco idealista pero que a la vez pareciesen reales, porque se muestra siempre un lado cínico"

En esta nueva temporada -que aseguran, será la última- la serie tendrá a su protagonista ahora como ministra de Asuntos Exteriores, enfrentando un conflicto nada menos que con Groenlandia (territorio danés autónomo) a raíz de la explotación de petróleo, que pondrá una vez más a prueba el carácter y las dotes ejecutivas de esta gran funcionaria.

A.C

¡Mirá el trailer de Borgen, poder y gloria!