Desde que Daniil Medvédev llegó a la cima del ranking ATP, allá por finales de febrero, el ruso no anda derecho y además está enemistado con su tenis. Encima, ahora le agregó gestos y actitudes que no se corresponden y, menos, para un deportista de elite.

Durante el cotejo de hace unas horas por los octavos de final del ATP 250 de Metz, en el que perdió con el suizo Stan Wawrinka por 6-4, 6-7 y 6-3, el ruso tuvo conductas antideportivas contra el público francés. 

El ex número 1 volvió a perder los estribos y tras tirar su raqueta al suelo, desafío a la gente al tocarse las axilas, tratándolos de monos, y asimismo los tildó de locos, al colocarse su dedo índice en la sien. Ante eso, la reacción fue con abucheos, los que culminaron ante la intervención de su rival. 

Comentarios