Dirigida por Sebastián Schindel y protagonizada por Diego Peretti, Juan Minujin y Macarena Achaga, este miércoles 15 se estrenó "La ira de Dios" por Netflix, un thriller oscuro que busca desentrañar la naturaleza de varias muertes que rodean a una joven. ¿Es mala suerte o hay algo más?

Publicada un día antes de los días habituales de estrenos, la película está inspirada en el libro "La muerte lenta de Luciana B.", del escritor argentino Guillermo Martínez, en un ambiente opresivo, durante poco más de hora y media asistimos al calvario de sus tres protagonistas. Por un lado Kloster ( Diego Peretti) es un escritor exitoso que adora a su pequeña hija y apoya como puede a su esposa (Mónica Antonópulos), una bailarina clásica cuya carrera y espíritu se destrozaron tras un accidente.

Luciana es su asistente, pasa en limpio sus obras literarias y en paralelo hace el mismo trabajo con Esteban Rey (Minujin) también escritor, aunque con menos suerte. A medida que transcurre la película veremos pasado y presente, ambos tortuosos, y cómo estos tres destinos se entrelazan de manera trágica. 

Un conflicto entre Kloster y Luciana será el disparador del infierno. A partir de ese momento, todo será pérdidas y dolor. Cómo cada elección y actitud -por más pequeña que parezcan pueden- desencadenar eventos más grandes y terribles, tejen la trama del filme al mismo tiempo que las novelas de este hombre que se adivina oscuro, aunque también comprendemos su pesar.

Malena Achaga en "La Ira de Dios".

Hay además un duelo de egos literarios entre Kloster y Rey, quien ante su carrera frustrada trabaja como periodista. Doce años después del inicio de la historia, Luciana acude a Rey en busca de ayuda porque está convencida de que las muertes, una a una, de los miembros de su familia, son responsabilidad de su ex jefe. Kloster la trata de "loca", lo mismo que creen un fiscal y la policía. 

El guion nos advierte que cualquier cosa puede ser cierta o mentira. Se habla de la Ley del Talión, objeto de una de las investigaciones de Kloster, quien gusta de declarar en público su adhesión a este principio. Pero ¿cuándo la venganza es justicia? Al mismo tiempo, el enigmático autor evade cuestionamientos al citar leyes de probabilidades, azar "predecible" y teorías enroscadas que le permiten abatir las dudas ajenas.

"La Ira de Dios" ya está disponible en Netflix.

Kloster se dice agnóstico, pero habla de justicia divina y la "ira de Dios". Cita al maestro del drama psicológico, Henry James y sugiere que, como él, "se puede hacer de la ficción una realidad y de lo real un cuento". Rey lo detesta, y ve en las sospechas de Luciana un bálsamo para su envidia. Todos son seres desgraciados, sobre todo la joven, que cuando vea que su hermana menor será la próxima en morir, tomará medidas desesperadas. Y el final, hay que decirlo, impacta como cierre de una buena película que mantiene el interés en todo su metraje.