La quietud no parece una opción para Valeria Schapira. La escritora mantiene varios proyectos en paralelo pero volverá a pisar un escenario para realizar "Muchas mujeres en una", su unipersonal que estrenó en 2017 y que revisitará por primera vez en el año. El próximo domingo 7 de agosto hará una función única en el Chacarerean Teatre y explica: "Lo hago espaciado porque me cuesta enfrentar al público cara a cara, dosifico toda la emoción y lo hago cada tanto".

Otro de los motivos de su paso fugaz por las tablas es "Viajo Sola", su espacio en el que vuelca sus experiencias en distintas partes del mundo, además del día a día en Buenos Aires. "Cuando viajo por el mundo, soy una más, no me conoce nadie y eso te devuelve a tu propia insignificancia. Sos un ser humano más en el mundo y tenés que manejarte con respeto y humildad", agrega.

Valeria Schapira reflexiona sobre el feminismo.

Aparecés siempre en movimiento, ¿qué sentís que te falta?

Lo único que no he podido lograr es nunca tener una pareja estable. A esta altura de la vida, creo que si no encontré el amor es porque no estoy tan segura de querer tener una pareja.

¿Tiene que ver con los mandatos?

Hice siempre lo que quise pero evidentemente había una conexión con el mandato, por algo me casé e hice determinadas cosas. Ya pasé los 50 y empiezo a ver el horizonte de la finitud más cerca y los mandatos que podés derribar, lo hacés. Antes decía que no me importaba lo que pensaba la gente y yo no sé si era tan así, ahora no me importa de verdad. Los demás siempre van a opinar, sobre todo los que no se animan a tomar las riendas de su propia vida.

Hablabas de temas tabúes que hoy no lo son tanto, ¿te da satisfacción?

No me ha dado alegrías ser adelantada a las cosas. Tanto el feminismo, llevar a mis perros a los hoteles, la soledad como una elección, no me dieron satisfacción cuando lo planteé. Le he puesto mucho el cuerpo a las luchas porque no conozco otra forma de vivirlo. Me he comido las piñas porque cuando planteás cosas así te viene todo encima y los réditos, sobre todo económicos, van a los que te suceden. Ahora es re cool ponerle guita al feminismo, pero hace 15 años yo era una mina rara.

¿Encontraste la manera de militar desde otro lado?

Siempre, lo que pasa es que algunas cosas no me representan. Siempre milito, quizás no desde un colectivo porque no me siento representada en la mayoría de las temáticas. Casi no se habla de la mujer de más de 50 años, todo es la lucha por el aborto, por el lenguaje inclusivo que son sus banderas y está muy bien. He escuchado a muy pocas voces, que las hay, hablar de la menopausia, lo que nos pasa a los 50, los vínculos. No se termina el feminismo a los 30 años.

¿Tenés momentos de desconexión en los viajes?

Hasta cuando viajaba por vacaciones hacía lo mismo, no puedo no comunicar, es parte de mi esencia. Cuando no hacía el "Viajo Sola" y me iba con una amiga, hacía lo mismo. Eso me lo permito estando en Buenos Aires. Un día me despierto tarde, o me quedo durmiendo, son mis momentos de no hacer nada. Lo otro es parte de una mecánica de lo que soy yo, no podría ir de viaje sin escribir o sacar fotos, es parte del goce.

FBMD2300096a0100004a4a0000cd5d00004c7000000a3801000a8e0100c3e50100405902004fa40200a81b0300
Valeria Schapira disfruta de sus viajes por el mundo.

PING PONG.

- ¿CÓMO TE DEFINIRÍAS EN POCAS PALABRAS?

- Una mujer inclasificable.

- ¿UNA VIRTUD?

- La honestidad.

- ¿UN DEFECTO?

- La autocrítica.

- ¿QUÉ TE PONE DE BUEN HUMOR?

- Los animales.

- ¿Y DE MAL HUMOR?

- La falta de registro del otro.

- ¿UN PASATIEMPO?

- El teatro.

- ¿UN TALENTO OCULTO?

- Hacer reír.

- ¿CON QUÉ TE LUCÍS?

- Como oradora.

- COMIDA FAVORITA.

- Papas fritas.

- ¿UNA SERIE?

- “100 días con la tata”.

- ¿SI NO TE DEDICARAS A TU PROFESIÓN, QUÉ HARÍAS O SERÍAS?

- Estaría en una casa rodeada de perros.

- ¿UN ARTISTA FAVORITO?

- Amaral.

- UNA CANCIÓN.

- Alguna de Amaral.

- ¿LO PRIMORDIAL EN LA PAREJA?

- Que no te rompan las pelotas.

- ALGUIEN EN QUIÉN CONFIÁS CIEGAMENTE.

- En mi hermana de la vida, Marite.

- ¿UN MIEDO?

- La pobreza.

- LAS VACACIONES PERFECTAS.

- La Patagonia.

- UN PLACER CULPOSO.

- No tengo.

- UN GUSTO EXÓTICO.

- Viajar a destinos poco frecuentes.

- UN SUPERPODER QUE TE GUSTARÍA TENER.

- Terminar con el sufrimiento animal.