@perez_daro

Yoyi Francella tiene un apellido que puede resultar “pesado”, pero tanto en su vida personal como en su carrera evita las presiones externas e intenta mantenerse liberada. En charla con DiarioShow.com habla de su protagónico en “Millennials”, cuya tercera temporada ya está disponible en Netflix, y de su vida como parte de esa generación que retrata.

-¿Todo el mundo te dice Yoyi?

-Sí, desde que nací. Quise imponer el Johana y no. No es un apodo normal. Cuando arranqué a trabajar me decían que Johana era más serio, pero había una confusión y se pensaban que eran dos personas distintas. No pude imponerlo. Es algo muy personal, y ya quedó.

-¿Cómo te encuentra la nueva temporada de “Millennials”?

-Feliz, en primer lugar, porque fuimos afortunados de trabajar durante la pandemia en agosto de 2020, cuando nadie pensaba que se iba a poder, porque fueron tiempos duros.

La tercera temporada de 'Millenials' avanza en los problemas generacionales.
La tercera temporada de "Millenials" avanza en los problemas generacionales.

-Es una serie diferente, porque está dedicada a y hecha por millennials.

-Siempre quisimos mostrar el lado B de los millennials, porque en la generación hay un montón de cosas muy copadas, y por otro hay un montón de recursos que no nos están funcionando, estamos averiguando ese miedo constante, la insatisfacción constante y nos estamos haciendo preguntas que antes no. Estamos más conscientes de muchas cosas.

-¿Hay mucha presión?

-Se siente mucha presión sobre qué hacés y qué no. En esta temporada me toca ser madre, por ejemplo, y a mí, que realmente me gustaría ser madre, me cae la presión, que mis amigas de más de 30 ya la sienten más fuerte. Si bien es menos conflictivo que hace algunos años, sigue existiendo, y yo quiero ser madre sin ningún tipo de presiones. Porque hay una pregunta constante, de si querés ser madre, de si estás en pareja cuando te casás. La sociedad nunca está satisfecha de lo que sucede en ese momento, siempre te exige más.

-¿En tu entorno familiar existe esa presión?

-En mi caso no, nunca se habló al respecto, y siento que, si me presionaran o exigieran algo, sería erróneo. Ese prejuicio de que te vas a realizar siendo madre no me va, hay que sacar esa exigencia en todo tipo de vínculos.

-¿Cuando nació tu amor por la actuación?

-Toda la vida quise hacer esto. Lo mamé desde chiquita, estuve todo la vida en un estudio, en un rodaje, mi hobby a los 6 años era pasar letra con mi papá. Siempre lo disfruté, y hoy puedo estar metida en un canal muchas horas y no me canso. No es un laburo para mí, me trae mucha paz y satisfacción.

PING PONG

-¿CÓMO TE DEFINIRÍAS EN POCAS PALABRAS?

-Una piba empática, laburadora y leal.

-¿UNA VIRTUD?

-La empatía.

-¿UN DEFECTO?

-Ser demasiado sensible. Es una virtud, pero te puede jugar en contra.

La familia Francella, muy unida.
La familia Francella, muy unida.

-TU OBJETO FAVORITO.

-Un anillo de mi abuela que tengo guardado.

-UN LIBRO.

-”Creo que nunca me voy a poder comprar una casa”, de Leandro Gabilondo.

-¿UN PASATIEMPO?

-La astrología.

-¿CANCIÓN FAVORITA?

-”Off my face”, de Justin Bieber. Nunca fui fan suyo, pero su último disco me parece de locos.

-¿ARTISTA FAVORITO?

-Me gusta mucho la carrera de Emma Stone, que es de mi generación.

-UN REFERENTE.

-Mi mamá.

-¿UN TALENTO OCULTO?

-Soy muy intuitiva, no sé si es un talento.

-COMIDA FAVORITA.

-Toda mi vida me gustó mucho la milanesa con fideos, ahora soy vegetariana y es más difícil, pero las pastas las mantengo.

-¿Y BEBIDA?

-El mate.

-¿CON QUÉ PLATO TE LUCÍS EN LA COCINA?

-Tartas y papas a la crema.

-UN MIEDO.

-Perder a un ser querido.

-UNA FORTALEZA.

-Ser optimista, eso me hace fuerte.

-ALGO QUE TE PONGA DE BUEN HUMOR.

-Reírme.

-¿Y DE MAL HUMOR?

-La impuntualidad.

-¿UNAS VACACIONES PERFECTAS?

-Tengo ganas de ir a una playa con amigas y no moverme de la arena.

-¿LO PRIMORDIAL EN LA PAREJA?

-La comunicación y el humor.