Una vez más, hubo preocupación por Zulma Lobato. La mediática, que tiene una vida difícil, con privaciones y muchos problemas de salud, llevaba tres semanas virtualmente desaparecida, tal como denunció en Crónica HD su ex representante Lautaro Reyes. El amigo de Zulma contó que la última vez que habló con ella fue el 30 de marzo y él intentaba darle ánimos porque andaba bajoneada por la situación de cuarentena obligatoria.

Es que esos días habían sido particularmente complicados: el 27, mientras iba al supermercado a comprar comida, le robaron el celular, las tarjetas de débito y crédito y el DNI. Y en vez de ir a hacer la denuncia a la comisaría, decidió tomarse el tren a Retiro para avisar a la compañía telefónica. En el camino, la policía la detuvo por circular sin permiso y estuvo demorada unas tres horas.

"Estaba afectada por el encierro", dijo a "Teleshow" Reyes, que vive en Mar del Plata, y agregó: "Estaba hablando todos los días con ella por el tema del coronavirus, es persona de riesgo (tiene HIV y en los últimos meses fue operada de los riñones), entonces yo la entretenía, le daba indicaciones. Cuando me dijo que le robaron, me llamó desde el fijo y le dije que la empezaría a llamar yo para que ella no gastara". Pero de un día para el otro Lobato dejó de atender y sólo apareció una grabación en su contestador que encendió la alarmas: "Te habla Zulma Lobato. A partir de los graves problemas que estoy pasando, el momento terrible y la depresión que tengo, hasta el día 24 de abril no voy a atender a nadie, sólo por algo urgente. Dejame tu mensaje y si veo que es necesario te llamo. Y no te olvides que siempre en la vida hay que hacer el bien".

Zulma Lobato
Su amigo y ex mánager Lautaro Reyes alertó sobre la situación.

Alivio

Afortunadamente, este viernes Reyes anunció la buena noticia de la aparición de la mediática. Fue una vecina quien la terminó encontrando, mientras paseaba a su perro caniche. El amigo de Lobato publicó un video en el que se puede ver a Zulma, de 63 años, con un barbijo puesto diciendo: "Hola a todos, estoy bastante bien. A toda la gente que se está preocupando le mando un beso". Sin embargo, el hombre acompañó la publicación con un mensaje no tan positivo: "Me pidió que llame al SAME. No se siente nada bien y tiene síntomas de coronavirus". Además, ella le dijo: "No me funcionan las piernas, me duele todo el cuerpo. Necesito que me internen".

Se desconoce aún si se presentó el SAME en su domicilio, en el norte del Gran Buenos Aires. Su vecina no quiere acercarse por miedo a contagiarse, aunque le prometió que haría todo lo posible para ayudarla.