@LuisVenturaSoy

Wanda Nara es una chica que a los 15 años le dijo a su padre Andrés y a su mamá Nora Colosimo que quería agregarse lolas para "tener más presencia", porque quería sentirse más segura. La envalentonada Cenicienta que empezaba a pedir pista en los medios, volvió a pasar por el quirófano en otras ocasiones y, siendo menor de edad (17 años) y con autotización de sus mayores se convirtió en "la primera vedette menor de edad" de la avenida Corrientes.

El productor teatral Aldo Funes la promocionaba de esta manera, y la hizo debutar en su revista del Premier para luego fogonear un romance fugaz con el afamado Diego Armando Maradona. Al punto que la propia jovencita, sumándose a una "troupe maradoniana", se mostraba en una pileta hotelera marplatense con un slip masculino que, aseguró, era del propio ex capitán de la selección argentina de fútbol.

Una muy joven Wanda enseña "casualmente" el "presunto" calzoncillo de Maradona.

La verdad fue que la prenda íntima masculina fue de una camarógrafo que promocionó a la chica que tenía puesto un slip de Maradona, cuando no era cierto. Ahí explotaron los medios publicando a la juvenil novia de Diego cuando era un invento, generando el rencor de Diego para con ella, que luego sostenía que no había tenido sexo con Maradona y que en realidad "era virgen". Algo que más tarde también desmintiría.

Un video prohibido definitivamente hot demostró que la Cenicienta no era inocente pero la popularidad la había tocado con su varita mágica, haciéndola impune a todos los ataques. Wanda siempre salió sana y salva; incluso había "armado" el noviazgo de su hermana Zaira con el Botín de Oro Mundialista, el goleador uruguayo Diego Forlán, para que su familia siguiera posicionándose en los medios.

La Cenicienta con ínfulas de reina enamoró al hermano del funcionario Ricardo Jaime, que le regaló un 0Km y la hizo debutar como conductora de radio. También sedujo a Alvaro "Waldo" Navia, al futbolista Cristian "Ogro" Fabbiani, al goleador Maxi López, delantero de River que fue contratado por el glorioso Barcelona de Ronaldinho, luego Rusia, Italia... y Wanda empezaba a dejar el principado para probarse el trono de reina.

Su primer matrimonio, con Maxi López, terminó mal.

Se sacaba fotos frente a castillos que no eran propios, se retrataba ante autos millonarios de alta gama, se vestía con fastuosos vestuarios de marcas mundiales que eran réplicas de La Salada.

Wanda facturaba y factura. Maxi la mandó a asesorar al juvenil Mauro Icardi, que empezaba a brillar en el Internazionale de Milán y ella lo dejó a él y se fue con su amigo.

Casada ahora con Mauro Icardi, atraviesa una seria crisis.

Madre de 5 herederos, sumó, multiplicó y se llenó de patrimonio. Al punto que en medio de miles de batallas, infidelidades y deslealtades esta semana le gritó al mundo publica que ella es millonaria y no depende de nadie más que de ella. Le guste a quien le guste, es así. Te lo digo yo.

L.V