@AnaliaCab

En sintonía con el 70º aniversario del fallecimiento de Eva Perón, este martes 26 de julio se estrenará por Star+ una ambiciosa miniserie original que retratará parte de la vida de la esposa de Juan Domingo Perón, pero hará foco en esos 16 años que su cadáver estuvo desaparecido.

Con un reconocido elenco internacional encabezado por Natalia Oreiro, Ernesto Alterio (Coronel Moori Koenig) y Diego Velázquez (Mariano Vázquez), con la participación especial de Francesc Orella (Dr. Pedro Ara) y Darío Grandinetti como Juan Domingo Perón, la nueva producción de ficción gira en torno al misterio que rodea el destino del cuerpo embalsamado de Eva Perón tras su muerte.

Basada en el best seller homónimo del escritor argentino Tomás Eloy Martínez, "Santa Evita" está centrada en una de las figuras femeninas más emblemáticas y controvertidas de la política latinoamericana del siglo XX. La serie cuenta con la producción ejecutiva de la actriz y productora mexicana Salma Hayek Pinault y José Tamez (ambos de la productora Ventanarosa) y con la dirección del realizador Rodrigo García.

Francesc Orella interpreta al Dr. Pedro Ara.

A lo largo de sus siete episodios de 45 minutos, "Santa Evita" narra la misteriosa historia detrás del cadáver errante de la primera dama argentina después de su muerte, el cual se mantuvo a la espera de ser enterrado durante tres años para la construcción de un mausoleo que nunca se concretó.

En 1955, las fuerzas militares de Argentina derrocaron al entonces presidente Juan Domingo Perón y ocultaron el cuerpo de Evita durante 16 años, con el fin de evitar que se convirtiera en un arma contra el régimen.

Antes de su muerte, Eva Perón se había convertido en una potente figura política como esposa del General Perón, y, su cadáver errante sin sepultura, influyó en la política del país durante más de dos décadas. "Santa Evita" es la historia de un cuerpo sin tumba y de la leyenda que nació en torno de él.

Oreiro encarna a Eva en distintas etapas de su vida. Grandinetti es Juan Domingo Perón.

Para Natalia Oreiro, que siempre está a "mil" con un montón de proyectos, esta no fue una experiencia más. Según la uruguaya, meterse en la piel del mito fue "perturbador". "Hay momentos que los borré porque lo necesitaba así", confesó en diálogo con La Nación revista.

El desafío de interpretar a una leyenda de la historia política y social argentina, que vivió pocos años pero la historia y su contexto la transformaron en inmortal, fue grande para la actriz, que apuntó: "interpretar a una mujer con una historia tan trágica, tan apasionante y tan corta, que caló tan hondo en la historia… es como si hubiese muchas mujeres dentro de una misma. ¿Cuál es Eva? Eva es muchas. Y al mismo tiempo, sigue siendo siempre ella, inalcanzable, inabarcable".

"Interpretar a una mujer con una historia tan trágica, tan apasionante y tan corta, que caló tan hondo en la historia… es como si hubiese muchas mujeres dentro de una misma"

Oreiro concluyó: "Fue y sigue siendo la mujer más importante de la Argentina y, te diría, la figura femenina más relevante del ámbito político mundial; ella trasciende la ideología, las fronteras, todo. Es transgeneracional y es algo que está vivo. Por eso digo que Eva es el desafío más difícil y más grande de mi carrera: no hay ningún otro personaje que tenga la misma envergadura".

A.C