@Rfilighera

Si Bill Murray hubiera nacido en Buenos Aires, no tendríamos duda alguna que se llamaría Marcelo de Bellis. Es que el intérprete argentino maneja, con la misma eficacia y solvencia que su ilustre colega norteamericano, todas las herramientas y subterfugios de la comedia, género complejo y difícil si los hay, reservado para aquellos laburantes del escenario dispuestos a entretener con inteligencia a su majestad supremo: el público.

A los 54 años, en la plenitud de la experiencia profesional y de vida, el intérprete participa en el reestreno- calle Corrientes mediante- de la obra "Vamos a contar mentiras" y espera el estreno a nivel teatral de ese gran fenómeno de la tele que sigue siendo "Casados con hijos", cuya fecha está prevista para comienzo de la próxima temporada en el Gran Rex.

Perfiles y actualidad de una vida bien movidita, revestida de anécdotas y situaciones mágicas e inolvidables que el popular actor reseñó (y evocó) en charla con DiarioShow.com

-¿Que particularidades tiene el espectáculo "¿Vamos a contar mentiras" y tu personaje?

-Cabe destacar que esta obra se estrenó en Madrid, en 1961. Tiene la particularidad, además, de haber sido escrita por el recordado autor Alfonso Paso, con todo lo que ello implica y está muy bien adaptada para estos tiempos por Carlos Olivieri. La modernizó sin que pierda la base sustancial de la historia. En torno al eje principal se dan cita muchos vectores argumentales: hay un robo y luego un asesinato. Todo transcurre en distintas realidades de los diferentes personajes. En lo que respecta a mi rol, Carlos transita la vida desconociendo varios episodios de su derrotero cotidiano, no así en cambio, mi esposa, papel que personifica Viviana Saccone.

De Bellis, Saccone y Lopilato encabezan "Vamos a contar mentiras" en el Multiteatro Comafi.

-Convengamos que Alfonso Paso es una de las plumas que mejor entendió la comedia.

-Claro, se trata de uno de los autores más eficaces del teatro de habla hispana. A mediados de la década del sesenta, llegó a tener siete obras al mismo tiempo en Madrid, con localidades agotadas. Por otra parte, fue el primer autor de idioma español estrenado en Broadway. Esto como estadística y carta de presentación te lo pinta de cuerpo entero.

-Actúas, dirigís y, también, ejerces la docencia. ¿Pensás que todos los caminos conducen al mejor desarrollo del oficio?

-Cada una de estas áreas forman parte de situaciones creativas distintas y todas tienen un máximo y un múltiplo que es la actuación. Me ha pasado de dirigir y actuar al mismo tiempo, como en "Saltimbanquis". Muchas veces es bastante complejo aunar parte de estas actividades debido a que uno está ensimismado en la dirección. De acuerdo a mi experiencia, es mejor que te dirijan. En cuanto a la docencia es un universo mágico de idas y vueltas con el alumnado que te gratifica enormemente. Me encanta pero se debe tener tiempo y esto es lo que me faltó en los últimos tiempos.

-¿Qué o quiénes te influyeron vocacionalmente?

-Creo que mis referentes eran actores “con barrio”, como los queribles Carlos Calvo, Ricardo Darín y Claudio Levrino. Me crié mirándolos y degustando esas grandiosas telenovelas en donde el barrio estaba muy presente en las diferentes historias y en los personajes.

-¿Tus padres acompañaron la decisión de dedicarte a la actuación?

-Al principio no. Yo sabía que quería ser actor desde los 12 años. A todo esto las frases que escuchaba eran algo así como "ya se le va a pasar... es algo del momento". Por otra parte, mi vieja, incluso, iba a hablar a los colegios para que no me pusieran en los actos. Tenían miedo de que no pudiera desarrollarme en una actividad de las que se denominaban “tradicionales”. La educación era muy importante para ellos, incluso siendo una familia de clase media que enviaba a sus hijos a estudiar a un colegio de estructura y perfil inglés. Esta circunstancia representaba un sacrificio para mis padres y todo se derrumbó cuando el nene quiso de manera terminante ser actor. Después sí. Celebraban mis logros y fui criado con mucho amor.

"Yo sabía que quería ser actor desde los 12 años. Y en mi casa escuchaba frases como 'ya se le va a pasar... es algo del momento'. Después me apoyaron"

-¿Qué otros oficios tuviste?

-Trabajé en una empresa fúnebre, que era de mi tío Juan. Mis primos, en este sentido, exponían un tipo de humor negro que les servía como caparazón ante esa realidad laboral. Yo, en cambio, no la pude soportar y sólo pude estar ahí tres meses.

-¿Que sucede con la ficción nacional en la actualidad y qué tipo de aporte realizan, en este sentido, las plataformas?

-Por suerte, han aparecido las plataformas. Eso ha traído consigo mucha ficción. El año pasado actué en una serie que se llama "Freeks", para Disney y tuve la posibilidad de plasmar al malo de la historia, trabajo por el que coseché buenos comentarios. Además, ahora, filmaremos la segunda temporada en coproducción con Pampa Films. Todo esto habla de una nueva mirada a la hora de hacer ficciones.

-¿Cómo observás el auge de las latas extranjeras en la tevé de aire?

-Me encantan las locaciones que tienen y el nivel de producción que ostentan. Por supuesto que existen porque en nuestro mercado ya no se produce tanta ficción y para los canales es mucho más simple comprar un producto del exterior. Sería buenísimo que Telefé o Canal 13 tuvieran como en otra época, tres o cuatro ficciones nacionales. Por otra parte, Canal 7 también, produce. Las latas simplifican y rinden.

Hombre de familia

Muchas horas de trabajo diseminadas en la televisión y el teatro, hacen que el trabajo en la vida de un artista ocupe el principal centro de atención. En consecuencia, ¿qué sucede con ese bien tan preciado y necesario que constituye el mundo familiar?

Con su hijo más chico es más permisivo.

El testimonio de Marcelo de Bellis fue el siguiente: "El tiempo para mi familia lo genero yo mismo. A veces, es difícil decir que no. Me encanta disfrutar de la familia y es para mí en el primer lugar de las prioridades que tengo en la vida".

-¿Cómo es tu rol de padre?

-Soy un papá presente y afectuoso. Siempre lo fui. Mis hijas (Florencia y Abril) son mujeres ya formadas y con mi hijo (Bastián) de tres años, quizás, sea más permisivo. Esa es la única diferencia. Tiene una personalidad y una impronta en donde a veces me rio en lugar de ponerle un límite. Sin embargo, cuando es necesario fijar el límite, se hace presente de manera puntual. En tanto, mi relación con mis hijas es excelente. Están en el día a día y de hecho, vivieron conmigo durante la pandemia.

El regreso de Dardo Fuseneco en Casados con Hijos

Luego de dos postergaciones obligadas por la pandemia de Covid-19, en enero finalmente llegará al Gran Rex la versión teatral de “Casados con hijos”.

-¿Cuáles son las expectativas?

-No tengo dudas que va a superar todas las expectativas. En primer término, porque hace años se espera este regreso. Y, luego, porque estuvimos postergados por la pandemia, situación sanitaria que nos modificó a todos. Nos cambió la vida en muchísimos aspectos y dejó un saldo de pérdidas de vida humanas realmente muy doloroso. Por lo tanto, hay una necesidad imperiosa de salir y pasarla bien. Esto se siente y "Casados..." será una excelente oportunidad para poder disfrutar un gran momento.

La exitosa sitcom finalmente llegará al teatro en enero.

-¿Con que propuesta se va encontrar el público?

-La gente va a degustar un "Casado con hijos" totalmente auténtico. Será cien por cien "Casados". La esencia y la línea de la historia será totalmente respetado.

-¿Te gustaría que se realizara una versión cinematográfica?

-Alguna vez se barajó la posibilidad de una película y quedó a mitad de camino. Actualmente no tenemos propuesta alguna al respecto. Es impensado lo que pueda pasar. En principio será el teatro. El tiempo dirá.

Cabe recordar que en las tablas no veremos a Érica Rivas como María Elena Fuseneco, a raíz de diferencias creativas con la producción. La semana pasada se supo que sería reemplazada por Jorgelina Aruzzi, en un rol “sorpresa” aunque lo más probable es que sea el nuevo interés romántico de Dardo.

 R.F

Leé todo lo relacionado a " Casados con Hijos"