Nicolás "Pipo" Mancera fue un genio de la televisión argentina, uno de sus hombres más creativos y el inventor de los programas ómnibus. Seguramente, si hubiese nacido más al norte, hubiese sido el niño mimado de Hollywood o un millonario magnate de los medios porque fue periodista, crítico de cine, locutor, actor y productor, Pipo era todo en uno.

A los 32 años, revolucionó la pantalla chica y fue su dueño cada sábado durante casi 13 años ininterrumpidos entre el 6 de enero de 1962 y el 11 de noviembre de 1974. "Sábados circulares" fue el primer programa ómnibus del mundo. Empezó como un ciclo de cinco horas y media y llegó a durar ocho.

Tuvo picos de rating que ningún otro pudo superar. Alcanzó los 82 puntos cuando inauguró la moda de las bodas televisadas al transmitir en vivo el casamiento de Palito Ortega y Evangelina Salazar. Con notas audaces, cámaras sorpresas y momentos impactantes, Pipo podía ser frívolo y un periodista comprometido.

Pipo Mancera fue conductor de "Sábados circulares".

Por su impacto, su sábado de máxima gloria sea cuando se sumergió en el Río de la Plata atado de pies y manos dentro de una caja de hierro cerrada con candados. Salió vestido de smoking y con una copa de champagne en la mano. Así era Mancera, podía tirarse en paracaídas, entrevistar a una estrella, caminar en calzoncillo por las calles de Miami o hacer un informe especial desde Hiroshima. Él sabía mirar y sabía contar.

En 1967, fue premiado por la cobertura que realizó en Caracas tras el terremoto que devastó a Venezuela el 29 de julio de ese año. En definitiva, no ver a Pipo Mancera era perderse lo que pasaba en el país y parte del mundo. Durante esos casi 13 años, las antes aburridas tardes de sábado se llenaron de nombres celebres.

Reconocido como el gran descubridor de ídolos, Mancera tenía además una enorme capacidad para anticiparse a los fenómenos populares. Entre tantas genialidades, fue el primer periodista en entrevistar a Diego Maradona. Lo descubrió a los diez años, haciendo jueguitos con la pelota.

Pipo Mancera junto a Diego Maradona.

El 11 de noviembre de 1974 salió al aire la última emisión de "Sábados Circulares". En 1976, se tuvo que ir del país y alejado de los medios argentinos trabajó en Brasil, Estados Unidos, Italia y Francia. El 7 de octubre de 1978 en un especial para Tele2, los más grandes le rindieron un merecido homenaje.

En 1996 recibió el premio Martín Fierro a la trayectoria. Volvió con un emotivo reportaje a Sandro para Crónica TV y en la radio con el programa "Simplemente Mancera". Pipo quería trabajar pero desde los 44 años era una especie de prócer televisivo a quien todos admiraban pero pocos tenían en cuenta.

Pipo Mancera, figura histórica de la televisión.

El 18 de agosto de 2007, convocado por su amigo Héctor Ricardo García, reapareció con sus "Sábados Circulares" 33 años después. Nicolás Mancera ya estaba enfermo pero fue muy feliz con este postergado reconocimiento que le permitió recrear su éxito.  Finalmente, murió el lunes 29 de agosto de 2011 a los 80 años.

" Las Tragedias de los Famosos": todo sobre los especiales de Crónica TV