Si bien Laurita Fernández tuvo algunos mediáticos romances, como con el productor Fede Hoppe o el actor Fede Bal, su relación con Nicolás Cabré fue aún más importante para ella ya que marcó un antes y después en su vida.

En diálogo con Catalina Dlugi, periodista de "Agarrate Catalina" por Radio La Once Diez, la conductora de " Bienvenidos a Bordo" contó que soñó con formar una familia con el actor: Me encanta que tengamos re buen vínculo y es eso, sentir que los dos recordamos lo lindo que vivimos, para mí él fue re importante porque fue la primera persona con la que pensé en tener hijos".

"Me gusta terminar bien las relaciones. El tiempo te da eso, en el momento en que te separás siempre son aguas bastante revoltosas. El vínculo que genero, se genera después, cuando la ruptura ya sanó”, explicó.

Me quedo con lo lindo que deja cada vínculo, me da paz saber cómo está el otro y que sepan que estoy bien. No siempre se termina bien, soy recontra emocional, no soy súper evolucionada", agregó.

Ante la posibilidad de tener una relación con alguien no famoso, la bailarina manifestó: "Desde la teoría suena todo divino, después en la práctica es otra cosa. No sé la verdad, capaz tampoco me entendería”, 

Y cerró contundente sobre las distintas relaciones y vínculos que tuvo: “La vida te va haciendo conocer personas que a veces terminan siendo importantes y otras que no y así cómo vinieron, se fueron".