Desde el comienzo de la pandemia, Nicolás Repetto y su mujer, Florencia Raggi, están instalados en "La Juanita", su casa de José Ignacio en Punta del Este. Solo han regresado a Buenos Aires por temas laborales y para las fiestas de fin de año, celebraron como siempre junto a sus familiares y amigos en el lujoso balneario de Uruguay. 

En "Intrusos" dieron a conocer el terrible hecho delictivo que sufrió la familia cuando un grupo de ladrones desvalijó la propiedad. El episodio ocurrió en la noche del 23 de diciembre mientras que el conductor se encontraba cenando en un restaurante de la zona con Pato Tobal, un amigo y agente inmobiliario muy reconocido.

Al regresar al domicilio, el padre de Juana Repetto se encontró con lo sucedido: los asaltantes ingresaron y en su habitación desempotraron la caja fuerte de la pared, donde quedó un gran agujero. Además de la importante suma de dinero en dólares que Repetto tenía guardada ahí, se llevaron otros objetos de valor del cuarto.

Rodrigo Lussich explicó que la mansión cuenta con garitas de seguridad, pero que los individuos habrían entrado por la playa. Asimismo, comentó que si bien los vecinos del lugar están acostumbrados a robos como estos en plena temporada de verano, quedaron sobresaltados sobre lo sucedido. El hecho ya fue denunciado y está siendo investigado por la Policia de Maldonado. 

La casa de Nicolás Repetto tiene salida a la playa. 

En ese sentido, Paula Varela también expresó que para ella este hurto fue "una vendida", ya que la gente que vacaciona o habita en el lugar, está al tanto de que en las noches entre Navidad y Año Nuevo hay muchos sucesos de inseguridad, porque los delincuentes saben que las familias salen a la playa o a comer afuera y tardan varias horas.