Hoy te traemos al recuerdo un típico las abuelas que se fue olvidando a lo largo de los años, pero que vale la pena tenerlo dentro del menú diario por la rápida preparación y sus bajos costos. La tarta de flan y chocolate es uno de esos platos predilectos que demuestran que con pocos ingredientes se puede hacer mucho

Si bien este tipo de torta fría surgió del ingenio de "las nonas" y las carencias económicas, se transformó en un clásico de la repostería casera. Esta receta tiene todouna base de crujiente, consistencia suave y deliciosa, chocolate fundido y un sabor irresistible. Todos estos detalles lo califican como un auténtico placer para el paladar, por eso es uno de los postres favoritos

 

La tarta de flan y chocolate puede funcionar como cierre de una rica cena o almuerzo, pero también con un café en la merienda. Además, al tener ingredientes básicos, le gusta tanto a grandes como a chicos. Como si fuera poco, esta receta está elaborada sin azúcar, con lo cual es el postre ideal para sacarse las ganas de comer algo dulce pero sin romper la dieta

Otra gran ventaja de este postre es que no lleva horno, lo cual es fundamental si querés una preparación rápida y fácil. Para que te quede perfecta, la de la abuela, solo deberás respetar los tiempos de enfriado. Esto puede sonar un poco pesado, pero vale completamente la pena. 

 

Ingredientes: 

  • 200 gramos de galletas sin azúcar
  • 80 gramos de manteca
  • 35 gramos de harina de maíz
  • 500 mililitros de leche
  • Jugo de ½ limón
  • 1 ramita de canela o canela en polvo 
  • 3 yemas de huevo
  • 300 gramos de chocolate cobertura 
  • 200 mililitros de crema
  • 30 gramos de chips de chocolate o cacao en polvo (para decorar) 
Si querés hacer la tarta más liviana, podés optar por productos "Light" como chocolate amargo, queso crema, etc. 

Paso a paso de la tarta: 

  1. Romper las galletitas en un recipiente y añadir manteca fundida con anterioridad. Amasar hasta obtener una pasta homogénea.
  2. Cubrir el fondo de una fuente con la masa de galleta y reservar 30 minutos en la heladera, mientras continuamos con otros pasos.
  3. Calentar en un tazón la leche con la piel del limón y la canela. Retirar antes de que hierva.
  4. Disolver la harina con 50 ml de leche fría, las yemas y la leche aromatizada. 
  5. Poner en el fuego la preparación y remover hasta que empiece a espesar.
  6. Volcar esta crema sobre la capa de galletitas y reserva 1 hora en la heladera. 
  7. Partir el chocolate en trozos, colocarlo en una fuente que aguante el calor y derretir. 
  8. Agregar la crema al chocolate y mezclar. Luego dejar enfriar un rato. 
  9. Sobre el flan y las galletitas, incorporar el chocolate fundido anteriormente. 
  10. Dejar enfriar una hora y servir. 
Podés hacer la tarta de una capa o repetir los pasos y hacer varias texturas. 

La decoración dependerá de tus gustos o de las preferencias de tus comensales. Podés agregarle frutillas, arándanos y frambuesas. Otra gran opción es picar unos frutos secos y esparcirlos sobre la tarta. El clásico sería ponerle chips de chocolate o una lluvia de cacao. 

 

Ver comentarios