Carlos Zambrano y Darío Benedetto fueron protagonistas de una escandalosa pelea en el entretiempo del partido entre Boca y Racing, en Avellaneda. El peruano salió a jugar el segundo tiempo con un fuerte golpe en la cara y lo sucedido no tardó en salir a la luz. Ambos recibieron dos fechas de castigo por parte del club.

Horas antes del partido del Xeneize ante Rosario Central, Zambrano rompió el silencio y le contó al medio peruano Trome los detalles de lo que ocurrió en el Cilindro de Avellaneda.

“Fue un guantazo, no me lo esperaba… Los compañeros nos agarraron de inmediato. En el camarín, él me pidió disculpas. Yo me contuve”, sostuvo el defensor.

Además, se mostró en desacuerdo con la sanción recibida por parte de Boca: “No estoy de acuerdo, porque me la estoy llevando gratis. No es justo, yo no hice nada, me siento incómodo, pero solo queda aceptar”, opinó.

Y agregó: “No soy mucho de ver las noticias que se publican acá (Argentina), prefiero estar tranquilo y no sé qué habrán dicho”.

Comentarios